La Carpeta:
1 de 10
 
La selección de México arribó este lunes a Moscú para disputar la Copa Mundial Rusia 2018, con grandes esperanzas de hacer un buen papel cuando inicie actividad ante su similar de Alemania, este domingo 17 // Decenas de aficionados reciben a Guido en el Aeropuerto // Va Sultanes al menos por uno Tijuana.
Staff
junio 12, 2018, 8:49 am

La selección de México arribó este lunes a Moscú para disputar la Copa Mundial Rusia 2018, con grandes esperanzas de hacer un buen papel cuando inicie actividad ante su similar de Alemania, este domingo 17.

El mismo representativo nacional tuiteó en su cuenta la llegada a territorio ruso con el técnico colombiano al frente y con la leyenda “Ya estamos en tierras mundialistas” y “Hola Rusia”, con una manita de emoticon saludando.

“Ya huele a mundial”, dice el equipo Tricolor en otro tuit, luego de ser recibidos en el Base Camp al descender del avión que los trasladó de Dinamarca a Rusia, después de su último partido de preparación que disputó ante el cuadro danés y que perdió 2-0.

Decenas de aficionados reciben a Guido en el Aeropuerto

Como si hubiese ganado la Champions League o hubiese sido de los extranjeros de más relumbrón en España, aficionados felinos le armaron otro circo a Guido Pizarro, ahora que volvió.

Así como le armaron aquel circo cuando viajó por su sueño europeo, sueño que se transformó en una pesadilla por su escaso valor futbolístico en el equipo de Sevilla, que le costó incluso quedar fuera de la Copa del Mundo con la Selección Nacional de Argentina, otra vez le armaron una escandalera bastante exagerada.

El jugador argentino, quien firmó por cuatro años sin querer saber más del sueño europeo y quien vivió lo que es ser reventado por una afición que no se anda por las ramas, quiere recuperar su nivel en un futbol más “fácil” como el de México.

Entre las cosas que dijo Guido es que jamás se olvidó del equipo jugando para el Sevilla, que lamentó no haber jugado la Final Regia.

Indicó que espera hacer una buena pretemporada y enrolarse al equipo rápidamente y que espera seguir cosechando triunfos.

Sin refuerzos ni caras nuevas, los Tigres, en su segunda fase de pretemporada, ya trabajan en las playas de la Riviera Maya.

Lo harán por dos semanas y de ese proceso pasarán a la etapa de juegos de preparación.

Pero mientras, la pachanga felina seguirá este martes por la noche, cuando Pizarro y Julián Quiñones sean presentados en el estadio Universitario.

Inicia Rayados pretemporada en El Barrial

Con algo de trabajo de gimnasio y exámenes físicos-médicos, los Rayados tuvieron su primer entrenamiento de la pretemporada previa al torneo Apertura 2018.

En ese primer entrenamiento aparecieron ya algunos de los refuerzos del conjunto albiazul, como el arquero argentino Marcelo Barovero y la contratación principal, el mexicano Rodolfo Pizarro.

Va Sultanes al menos por uno Tijuana

Con la misión de sacar por lo menos un juego en la ciudad fronteriza, los Sultanes de Monterrey visitan este martes a los Toros de Tijuana, en el tercer juego de la serie por el campeonato de la Zona Norte de la Liga Mexicana de Béisbol, que llega empatada a un juego por bando.

Si bien los Sultanes se llevaron el primero de la serie por 3-2, en el segundo los Toros se agenciaron el segundo por 15-2, maniatando al bateo de los regios que estaba entre los mejores cinco de la Liga Mexicana.

Sultanes esta obligado a ganar por lo menos uno de los tres juegos que se jugarán en Tijuana, para obligar a la serie a regresar al estadio Monterrey, donde los dirigidos por Roberto Kelly tendrán nuevamente las condiciones a su favor, esto a pesar del dominio que ha ejercido Tijuana en los últimos años.

En lo que se refiere al duelo en la loma de pitcheo, los Sultanes anuncian como lanzador probable a Marco Tovar, para enfrentar por Tijuana a Manny Barreda, quienes deberán muy atentos por el poder que demostraron ambas novenas en los primeros dos partidos.

Por Sultanes, Marco Tovar logró una buena marca pues se llevó seis victorias por dos derrotas con 3.51 de porcentaje en diez juegos, con 56.1 entradas lanzadas, en las cuales permitió 52 imparables, dio 22 bases por bolas y ponchó a 28 de los bateadores a los que se enfrentó.

El méxico-americano Manny Barreda por su parte, tuvo una marca de seis ganados y un perdido con 3.56 de efectividad en 48 entradas lanzadas, en las que aceptó 49 imparables, concedió 13 bases por bolas y recetó 37 ponches.

En lo que se refiere al bateo,  los Sultanes deben estar preocupados, pues la victoria del viernes fue con nueve imparables, dejando incluso en una ocasión la casa llena, mientras que Toros ganó el segundo partido con 20 imparables, dando muestra de que jugadores como Dustin Martin, Cyle Henkerd, Corey Brown y Juan Apodaca, la pueden depositar detrás de la barda en cualquier Momento.

Si embargo, Sultanes tiene en Yadir Drake, Sebastián Elizalde, Chris Roberson y Ramón Ríos, suficiente poder para dar la batalla a Toros, así que se pueden esperar juegos de gran carreraje.

// El Porvenir / Medios