La Carpeta:
1 de 10
 
Antes que soltar un tigre, el Tribunal Electoral ha soltado un mapache. Antes que mandar al diablo a las instituciones, esa institución ha mandado al diablo a la justicia.
Eloy Garza
abril 11, 2018, 7:43 am

El Tribunal Electoral le ha enmendado la plana al INE. Jaime Rodríguez el Bronco aparecerá finalmente en la boleta electoral como candidato presidencial independiente. Antes que soltar un tigre, el Tribunal Electoral ha soltado un mapache. Antes que mandar al diablo a las instituciones, esa institución ha mandado al diablo a la justicia.

Se han lavado de buenas a primeras 17 millones de pesos de procedencia ilícita. Por “maximizar un derecho” se ha solapado un delito. Se han perdonado como por arte de magia fotocopias y firmas irregulares a manera de apoyos. Como si nada hubiera pasado. Como si el INE no las hubiera sancionado. Las autoridades electorales han legalizado las trampas. El Poder Judicial ha convalidado las transas. Un aspirante presidencial infringió la ley y ha quedado impune.

¿Se actuó conforme a la ley? No. ¿Se decidió de acuerdo a Derecho? No. Ahora, cualquier decisión de estos magistrados estará en entredicho este próximo primero de julio. Tenían poca legitimidad y ya no tiene ninguna. Le han dado de tiros a la democracia; la han puesto contra el paredón. Y han disparado sus sentencias mortales. La justicia electoral está agonizando en México. También la justicia a secas.

Posdata: Un niño de tres años murió por una reacción anafiláctica (uno entre 30 mil casos). Cualquier medicamento puede provocarte una reacción anafiláctica. Sin embargo, el fiscal acusó al médico ortopedista pediátrico, Luis Alberto Pérez Mendez por homicidio doloso: delito grave sin derecho a fianza porque no operó en un hospital con cuidados intensivos. Aclaro que en la mayoría de los municipios del país no se cuentan con unidades de cuidados intensivos. El médico está a punto de ser condenado a 20 años de cárcel. Muchos ciudadanos exigimos la inmediata liberación del doctor Pérez Méndez.