La Carpeta:
1 de 10
 
Menciono estrategia financiera, porque todos los gobernadores se han dedicado a realizar obras inconexas sin rentabilidad y forma de pago y ya atascaron la tesorería, al margen de corruptelas y excesos de cada quién.
Carlos Chavarria
marzo 13, 2018, 7:55 am

La respuesta de las autoridades estatales al problema del acoso a las mujeres en el Metro es un ejemplo diáfano de sus pocos alcances, y al mismo tiempo una muestra más del profundo motivo del fastidio y enojo de la gente con los políticos, su incapacidad y voluntad para atjar los problemas de raíz y lograr mas cosas buenas para la sociedad.

Sabemos que el acoso a las mujeres es tan antiguo como mala la educación de los hombres y  por supuesto que se deborda en circunstancias de aglomeración y anonimato como en el transporte urbano, no solo en el Metro, en todo el transporte.

El Metro ya cumplió 26 años de operación y nunca se respetaron los planes iniciales para la constitución de reservas de efectivo para mantenimiento, renovación y aumento de la capacidad instalada.

Pasaron las administraciones de Canales, Natividad, Medina y ya casi la mitad de la actual y no se ve por ningún lado la estrategia financiera que salvara al Metro y en general a toda la infraestructura pública del estado que esta siempre al filo del caos y la tragedia.

Menciono estrategia financiera, porque todos los gobernadores se han dedicado a realizar obras inconexas sin rentabilidad y forma de pago y ya atascaron la tesorería, al margen de corruptelas y excesos de cada quién.

Cada gobernador forma su consejo de planeación para el desarrollo del estado y lanzan sendos documentos llamados planes  que, desconectados de la realidad imperante como si no partieran de ninguna situación y urgencia actuales, se convierten solo en más elefantes blancos  y motivos para lanzar loas al funcionario de turno.

Mientras los políticos convertidos en funcionarios continuan su fiesta electorera sin quitarse el confeti de sus copetes, el ciudadano común debe sacar adelante su vida y la de los suyos luchando solo frente a los problemas.

Ya se viene otra elección, ya se movieron todas la fichas que acababamos de elegir en el 2015; que no cumplieron con nada por supuesto, pero eso poco les importa; vendrá la retahila de promesas, evidenciar los problemas, quitarse responsabilidades por su pésimo trabajo, inventar opositores y amenazas, y protestar defendernos , al cabo, al final nos conformaremos con un vagón rosa más.