La Carpeta:
1 de 10
 
Con el cierre del periodo de transferencias para los jugadores nacionales y a la espera de alguna contratación proveniente del extranjero que pueda realizar algún club, el Draft terminó con pocos traspasos millonarios o mediáticos...
Staff
junio 11, 2012, 6:46 am
Así es el futbol

Por Miguel España

El Universal

Con el cierre del periodo de transferencias para los jugadores nacionales y a la espera de alguna contratación proveniente del extranjero que pueda realizar algún club, el Draft terminó con pocos traspasos millonarios o mediáticos, ya que la mayoría de los equipos, principalmente, los involucrados en el problema del descenso, han apostado por incorporar jugadores trabajadores u obreros, de poco renombre, pero con gran capacidad de sacrificio y con un coste económico accesible.

Sin duda, quienes modificaron drásticamente sus filas con relación a lo demostrado el torneo anterior fueron Atlas y Pumas. Ambos clubes han realizado inversiones importantes para reforzar todas las líneas, lo que hace imaginar que tendrán una participación importante y serán dos de los conjuntos a seguir el próximo campeonato. En otro aspecto importante, con la presentación del nuevo formato del torneo mexicano y específicamente con el proyecto de establecer un código de ética que rija las relaciones entre la familia futbolística, resulta interesante y positivo establecer una ética profesional para mejorar y limpiar algunas formas negativas del futbol mexicano. Sin duda, es de esperarse que como consecuencia de este código, los directivos acaben con aspectos perjudiciales como el “pacto de caballeros” o el mercado de transferencias, ya que de modo contrario, los directivos mostrarán una doble moral. El poco margen de maniobra que ofrece el Draft no sólo perjudica a los jugadores, quienes de no lograr un acuerdo en pocas horas se quedan sin empleo, sino que incluso, los clubes se ven limitados en el caso de tener que recurrir al mercado por alguna lesión o algún imprevisto en la pretemporada. En el primer duelo de la fase de grupos de las eliminatorias rumbo a Brasil, la Selección logró un triunfo que resultó lo más destacado de un partido de trámite ante un conjunto inferior, pero que con pocos argumentos demostró las carencias del Tri en defensa. El desempeño del representativo nacional deja en el imaginario muchas dudas, no sólo por las pocas oportunidades de gol sino por una cierta pasividad de los jugadores que podría interpretarse como menosprecio a lo rivales, lo que resulta preocupante en una zona donde los equipos salen a derrotar a México. De continuar de este modo podríamos predecir escenarios muy complicados, sobre todo, cuando visiten a selecciones como El Salvador y Costa Rica.

La Copa Europea de Naciones representa uno de los escenarios idóneos para apreciar un futbol con un alto nivel de exigencia física y técnica. Tal vez, incluso superior al Mundial, debido a la gran capacidad económica y deportiva, al poderío técnico, así como la paridad que hay entre las selecciones europeas. Por ello, no es de extrañar que se den sorpresas como la derrota de Holanda ante Dinamarca, la victoria de Rusia o partidos de alta intensidad como el juego entre España e Italia, sin duda, el mejor cotejo disputado hasta ahora con la extrañeza de una táctica italiana que apostó por jugar con el balón en el piso y demostró una cara que no se esperaba ante la potencia española, que también asombró al jugar con un falso nueve, identificándose aún más con algunas tácticas del club Barcelona.

Comentarios: elcapiespana@gmail.com