La Carpeta:
1 de 10
 
De acuerdo con el Balance Primario y Balance Financiero, así como la balanza comercial de Pemex, la reducción de los precios del crudo observada el año pasado, la cual se profundizó a partir del segundo semestre, le permitió a la empresa productiva de Estado ahorrar 867 millones de dólares comprar gasolinas en el mercado externo.
Staff
febrero 16, 2015, 7:33 am

Para México y la industria petrolera no todo fue sabor amargo por la caída de los petroprecios en 2014, de 55.6%

De acuerdo con el Balance Primario y Balance Financiero, así como la balanza comercial de Pemex, la reducción de los precios del crudo observada el año pasado, la cual se profundizó a partir del segundo semestre, le permitió a la empresa productiva de Estado ahorrar 867 millones de dólares comprar gasolinas en el mercado externo.

A este ahorro se suma un aumento en los ingresos por la venta interna de combustibles automotores (Magna y Pemium) de 24 mil millones de pesos en el año, sólo por efecto precios porque el consumo nacional cayó 1.2%

Es decir, México está comprando barato y está vendiendo caro.

De hecho, según los informes públicos de la petrolera correspondientes al cierre del año pasado, Pemex aumento las compras externas de gasolinas en 1.1% con relación con 2013.

En 2014, el volumen promedio de gasolinas que ingresaron al país del exterior, en sus dos tipos, fue de 361 mil barriles diarios por los cuales pagó

15 mil 911 millones de pesos, a diferencia de los 357 mil barriles diarios que adquirió en 2013 a un costo de 16 mil 778 millones.

Con un volumen de compras externas prácticamente similar, el país obtuvo un ahorro de 867 millones de dólares por menores precios de combustibles en los mercados internacionales, sobre todo Estados Unidos.

A nivel de ventas internas, la empresa productiva de Estado distribuyó un volumen diario promedio de 777 mil barriles en 2014, 10 mil barriles menos que el año anterior.

Aún así, los ingresos por la comercialización de gasolina Magna y Premium para Pemex fue de 428 mil millones de pesos, 24 mil millones más que en 2013, a pesar de la caída del consumo local.

El aumento en los ingresos tiene que ver con el efecto precio del combustible, el cual pasó, en el caso de la Magna, de 12.30 a 13.31 pesos por litro y la Premium de 12.69 a 14.11 pesos por litro. EL UNIVERSAL publicó el pasado 2 de febrero que el subsidio a gasolinas en 2014 fue el más bajo de los últimos años y que la venta de gasolina dejo de ser un costo para las finanzas públicas.

// El Universal