La Carpeta:
1 de 10
 
El trabajo de los diputados en México costó alrededor de 17 mil 312 millones durante la Legislatura que llega a su fin en agosto próximo.
Staff
junio 17, 2012, 2:15 pm

El trabajo de los diputados en México costó alrededor de 17 mil 312 millones durante la Legislatura que llega a su fin en agosto próximo.

Tan sólo en 2011, según un estudio del CIDE (Centro de Investigación y Docencia Económicas, A.C.), cada asunto presentado en tribuna —independientemente de si continúa congelado o se convirtió en una reforma o ley— significó un gasto de 35.9 millones de pesos, mientras que cada una de las 52 sesiones de ese año costó 94.6 millones, incluidas aquellas donde se rompió el quórum o se tomó la tribuna.

La 61 Legislatura se inició con el escándalo de las llamadas “Juanitas”, ocho diputadas de diferentes partidos políticos que pidieron licencia para dejar su curul a un hombre, apenas se instaló en septiembre de 2009 el pleno, y que hasta febrero de 2010 sumaron 19.

En los anaqueles de San Lázaro quedaron reformas aprobadas por unanimidad en el Senado como la propuesta a la Ley de Seguridad Nacional para regular el despliegue del Ejército en las calles para combatir al crimen organizado y al narcotráfico.

También se rasuró el proyecto de reforma política, que incluía reducir el número de legisladores; su aprobación se frenó durante tanto tiempo que fue imposible instrumentar las candidaturas independientes para este proceso electoral.

Según el Sistema de Información Legislativa (SIL), del 5 de septiembre de 2009 al 28 de abril de 2012 los diputados presentaron formalmente en tribuna tres mil 348 iniciativas, de las cuales únicamente discutieron 761. Dos mil 587 aún se encuentran pendientes, mientras que en la Legislatura anterior únicamente quedaron por resolverse 395, lo que representa una productividad de 23%.

Cada una de las iniciativas discutidas tuvo un costo de 227 millones de pesos si se divide el presupuesto ejercido por la 61 Legislatura entre el número de asuntos legislativos presentados en tribuna, de acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación de esos mismos años, que podría presentar variaciones por más de 2 mil millones de pesos si se toman en cuenta las ampliaciones presupuestales.

Esta Legislatura inició en el cuarto trimestre de 2009, por lo que ejerció aproximadamente mil 321 millones de pesos del presupuesto total para ese año, de un total de 5 mil 754 millones de pesos.

Trabajan menos... y ganan más

México es el segundo lugar en América Latina que paga mejor a sus diputados. El salario anual de un diputado representa 22 veces el PIB per cápita, en relación con la riqueza promedio por habitante en el país, y es casi 83 veces más que un mexicano que gana el salario mínimo.

Durante esta Legislatura, un diputado ganó formalmente 150 mil 139 pesos, pero si se suman otras prestaciones, su salario se elevó a 218 mil 449 pesos.

Según un recibo expedido por la Secretaría de Servicios Administrativos y Financieros de la Cámara de Diputados correspondiente al mes de febrero de 2012, al que tuvo acceso EL UNIVERSAL, los diputados obtienen mensualmente una dieta bruta de 105 mil 378 pesos, más 45 mil 786 pesos por asistencia legislativa. Pero también recibieron otros recursos: por atención ciudadana, 28 mil 772 pesos; por apoyo para transporte, 3 mil 540; parte mensual de la gratificación de fin de año 11 mil 708; fondo de ahorro (12% de la dieta bruta mensual) 12 mil 645; seguro de gastos médicos mayores, 7 mil 658, y de seguro de vida 2 mil 962.

A esto se agregan otras prestaciones. En 2010, por ejemplo, la dotación ordinaria de boletos o bonos a diputados que residen a 300 kilómetros de distancia de la capital, 329 de los 500 legisladores, fue de 66 millones 450 mil 751 pesos, lo que significó casi 202 mil pesos más a su ingreso anualmente.

De acuerdo con los datos del CIDE, la Cámara de Diputados no ofrece buenos resultados, puesto que “tiene periodos de trabajo cortos, un número excesivo de comisiones ordinarias y especiales, que, además, presentan un alto rezago, una baja tasa de aprobación legislativa e ínfimos niveles de contacto y cercanía con los electores”, asegura la institución.

Opacidad en bancadas

Los coordinadores parlamentarios de los siete diferentes partidos representados en la Cámara de Diputados tuvieron a su disposición, además, más recursos a través de la subpartida 3827, en cuyo manejo, según la propia Auditoría Superior de la Federación (ASF), priva la opacidad y a veces los líderes de las bancadas no presentan completa la documentación para justificar el gasto de esta partida en la tarea legislativa, según arrojó la Cuenta Pública en 2010.

De septiembre de 2009 a diciembre de 2011, según los informes de Aplicación y Destino de los Recursos Económicos Asignados por la Cámara de Diputados, el Partido Revolucionario Institucional obtuvo 507 millones de pesos; Acción Nacional, 341 millones; el PRD, 153 millones, y el PVEM, 62 millones.

LEYES CARAS

•Cada asunto presentado en la tribuna de la Cámara de Diputados en 2011, independientemente de si fue congelado o se convirtió en ley, tuvo un costo de 35.9 millones de pesos

•Cada una de las 52 sesiones de la Cámara en 2011 costó 94.6 millones de pesos, incluyendo aquellas en las que se rompió el quórum o fue tomada la tribuna

•De 2009 a 2012, se asignaron a la Cámara cerca de 21 mil 275 millones 423 mil 647 pesos para su funcionamiento

•Los diputados obtienen mensualmente una dieta bruta 105 mil 378 pesos, más 45 mil 786 pesos por asistencia legislativa.

// El Universal