La Carpeta:
1 de 10
 
El precandidato presidencial priista José Antonio Meade se deslindó del supuesto desvío de 250 millones de pesos a las campañas de su partido en Puebla, Sinaloa, Tamaulipas, Veracruz y Durango en 2016.
Staff
diciembre 22, 2017, 7:10 am

Durante su primera visita a Sonora, José Antonio Meade, en su calidad de virtual candidato priista a la Presidencia de la República, justificó que cada una de las instancias involucradas en la red de desvíos ya se deslindó de la investigación difundida por Reforma y el NYT, como lo hizo –según él– el gobierno de Chihuahua, del priismo nacional en la época de la administración de Manlio Fabio Beltrones, así como de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“Hemos tenido reuniones periódicas, todos los lunes, con la PGR; fuimos actores acompañantes de investigaciones que actualmente han permitido que se deslinden responsabilidades, y fuimos los que encabezamos políticas muy agresivas de transparencia, al grado de que el 100% de todos los contratos federales se puedan consultar de manera pública”, reiteró al portal de noticias www.michellerivera.com.

Este jueves, el columnista de Proceso, Álvaro Delgado, escribió que el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, había declarado que no estaban implicados directivos del PRI en ese desvío millonario, como lo expuso ese mandatario panista y ratificaría en un mensaje en Twitter que después borró.

“No podemos afirmar que exfuncionarios del PRI nacional participaron en desviar recursos para las campañas”, tuiteó Corral a manera de minimizar el escándalo que alcanzaría al virtual candidato del PRI a la Presidencia de la República.

A fin de desviar la atención sobre este escándalo preelectoral, el exsecretario de Hacienda aprovechó los medios de comunicación presentes en la gira a la entidad para destacar la situación jurídica del exgobernador panista Guillermo Padrés.

“Nosotros esperamos que se siga el proceso jurídico, y que cualquier persona que haya violentado la ley, y que haya desviado un peso, como es el caso de Guillermo, que enfrente las consecuencias”, señaló al portal InfoSon.

E insistió Meade: “Estaremos muy pendientes de que en ese juicio (el de Guillermo Padrés) se observe puntualmente la ley”.

El exmandatario de Sonora, en el periodo de 2009 a 2015, se entregó de manera voluntaria la mañana del jueves 10 de noviembre de 2016 en el Juzgado 12 del Reclusorio Oriente, en la Ciudad de México, a fin de enfrentar tres querellas ante la Procuraduría General de la República (PGR), por las que fue declarado prófugo de la justicia hacía casi un mes atrás, el 14 de octubre de ese año.

El panista Padrés se encuentra recluido hace 13 meses 11 días en el Reclusorio Oriente de la Ciudad de México, acusado por la PGR de delincuencia organizada, enriquecimiento inexplicable y lavado de dinero.

Recientemente el juez 14º de distrito de amparo en materia penal reconoció un recurso del exmandatario estatal sonorense, por lo que éste podrá afrontar el proceso judicial muy posiblemente en libertad en el plazo de unos días.

// Proceso
LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web