La Carpeta:
1 de 10
 
.
Staff
abril 6, 2018, 8:55 am

Los cadáveres de tres hombres ejecutados, dos de ellos mutilados, fueron encontrados enterrados en el interior de un rancho del municipio de Anáhuac, al norte de Nuevo León.

El reporte de los hechos fue el día de ayer, aproximadamente a las 17:25 horas, tras ser hallado uno de los cuerpos semi enterrado.

El rancho donde se encontraron los cuerpos se encuentra a la altura del kilómetro 176 de norte a sur de la Carretera Monterrey-Nuevo Laredo, kilómetro 176 norte a sur.

Uno de los fallecidos quien cuenta con brackets, y aunque quedó como N.N., podría tratarse de José Julio Juárez González; se encontraba semi desnudo, con pantalón de mezclilla azul.

La persona presentaba diversas heridas punzo-cortantes en el antebrazo derecho, así mismo le faltaba el dedo índice de la mano derecha, la extremidad izquierda, y se le apreciaron diversas quemaduras en cuerpo.

La otra persona fallecida también quedó como N.N., pero probablemente se trate de José Luis Guerra Valdez, quien vestía playera negra, pantalón de mezclilla color azul, calcetines color blancos, y le encontraron diversas heridas cortantes en brazos y cuello.

El tercero de los fallecidos probablemente sea Héctor Manuel Uresti, llevaba puesta una playera color roja, interior blanca con manchas rojizas, pantalón de mezclilla y calcetines color blanco con manchas rojizas, además de presentar herida en mano izquierda, dedo índice izquierdo semi cortado, herida en oreja izquierda cortante y diversa quemaduras en el cuerpo; así mismo, al parecer, heridas por arma de fuego en región de la cabeza y torso.

Algunas personas que habitan en el rancho, fueron los que encontraron primeramente un cuerpo semienterrado, más tarde al llegar las autoridades y comenzar con las indagatorias procedieron a sacar el cadáver percatándose de que había otros dos cuerpos abajo.

Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, así como personal del Instituto de Criminalística y Servicios Periciales de la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León, arribaron a la zona de los hechos y se hicieron cargo de las indagatorias.

El personal de la policía de Anáhuac fueron los primeros en verificar el reporte de los hechos.

// El Porvenir