La Carpeta:
1 de 10
 
En el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, las relatoras compartieron las preocupaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en el sentido de que los esfuerzos para eliminar las peores formas de trabajo infantil están disminuyendo.
Staff
junio 12, 2012, 9:56 am

Ginebra, 12 Jun (Notimex).- Expertas de Naciones Unidas (ONU) denunciaron hoy, en el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, que más de 100 millones de niños están sometidos a las peores formas de trabajo, incluida la explotación sexual y laboral.

Las relatoras sobre formas contemporáneas de esclavitud, Gulnara Shahinian, y sobre venta de niños, Najat Maalla M’jid, dijeron que de los 215 millones de niños que trabajan en el mundo “más de la mitad están sometidos a las peores formas de trabajo infantil, incluida la explotación sexual y laboral”.

“Una de las formas más abominables de la esclavitud infantil es la que se encuentra en minas y canteras, en la que los niños comienzan a trabajar desde la edad de tres años”, dijo Shahinian en un comunicado.

“Los niños trabajan en estos sectores son tratados como mercancías y en algunos casos, se da una combinación de explotación física, psicológica, económica y sexual”, agregó.

La experta en derechos humanos señaló que debido a la crisis económica mundial hay mayor confianza y dependencia en mercados como el del oro, lo cual ha aumentado el número de niños que laboran y son explotados en el sector minero.

“Al combinarse elementos como la coacción, el miedo, la restricción a la libertad de movimiento y la completa dependencia, esto equivale a formas contemporáneas de esclavitud”, consideró.

“He visto cómo los empleadores inescrupulosos aprovechan la capacidad física de los niños pequeños para trabajos de minería artesanal, los que se traducen en el retraso en el crecimiento", señaló.

“En la minería artesanal, los niños y las niñas manejan productos químicos altamente tóxicos para extraer los minerales, lo que conlleva daños a la salud irreversibles”, observó.

Para la relatora especial sobre la venta de niños, la prostitución infantil y la pornografía infantil, la explotación sexual de los niños en los países de todas las regiones persiste y alcanza a veces niveles alarmantes.

En su opinión, los Estados deben cumplir con su responsabilidad de proteger, rehabilitar y reintegrar a las víctimas, reparar los daños causados a los niños, sancionar a los responsables, para cambiar ciertas normas sociales, y en última instancia para evitar este fenómeno.

En el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, las relatoras compartieron las preocupaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en el sentido de que los esfuerzos para eliminar las peores formas de trabajo infantil están disminuyendo.

// Notimex