La Carpeta:
1 de 10
 
Tan mal están las cosas en la subprocuración en contra de la corrupción que lo único que está sentando precedente en el país es que Rodrigo Medina de la Cruz siga riéndose a carcajada batiente de Ernesto Canales y del Bronco. Y sí, la primera vez que acuden a la PGR es contra una juez, nunca contra Rodrigo.
Jose Jaime Ruiz
febrero 16, 2017, 11:56 am

jjr-tubos

El subprocurador Anticorrupción de Nuevo León contra la Jueza Quinta de Distrito. Ernesto Canales Santos contra Beatriz Joaquina Jaimes Ramos. Ernesto contra Joaquina. El Gobierno de Jaime Rodríguez Calderón ya no (sub)procura contra el exgobernador Rodrigo Medina de la Cruz, ahora el Bronco busca procurar justicia, a través de la PGR, contra una juez.

Ernesto ha bajado su mira, si antes se trataba de tener y mantener a Rodrigo en la cárcel, ahora sólo se trata de “sentar precedente”: “La forma en que se vayan a resolver” –las denuncias, obvio– “va a sentar un precedente importante para todo el país, sobre si los amparos pueden ser otorgados para actos futuros, o no”. Los nuevoleoneses no votaron en 2015 para sentar “precedentes” en el país en materia de amparo sino para que Medina de la Cruz no sólo pisara el Topo Chico, sino que se quedara ahí.

“El amparo con el que se presentó en la audiencia ya no tenía aplicabilidad porque se refería a la situación jurídica anterior a las dos vinculaciones. La suspensión no procedía porque la situación jurídica de Rodrigo Medina era otra… el amparo protege de una situación concreta”, argumenta Ernesto.

Y así, el gobierno del Bronco anda a trote queriendo que la Procuraduría General de la República le enmiende la plana y condene, penalmente, a Beatriz Joaquina y que también vaya en contra del Consejo de la Judicatura a nivel federal, en efecto, si Jaimes Ramos actuó fuera de la ley, ¿por qué el espaldarazo que tuvo por parte del Poder Judicial de la Federación?

“El Juzgado Quinto de Distrito en Materia Penal en el Estado de Nuevo León con sede en Monterrey, actuando en el juicio de amparo 39/2017, promovido por un ex gobernador de esa entidad, ordenó al Juez de Control de ese Estado, deje sin efecto legal alguno la determinación tomada en cuanto a la prisión preventiva decretada en contra del promovente, en virtud de constituir un incumplimiento a la suspensión concedida previamente.

“El órgano jurisdiccional ordenó al juzgador que las cosas vuelvan al estado que tenían al momento de concederse dicha suspensión, esto es, proveer la libertad e informar de inmediato a este Juzgado de Distrito del cumplimiento, apercibido que de no hacerlo se le impondrá una multa de cien a mil veces el valor diario de la unidad de medida y actualización al momento de realizarse la conducta sancionada.”

Tan mal están las cosas en la subprocuración en contra de la corrupción que lo único que está sentando precedente en el país es que Rodrigo Medina de la Cruz siga riéndose a carcajada batiente de Ernesto Canales y del Bronco. Y sí, la primera vez que acuden a la PGR es contra una juez, nunca contra Rodrigo.