La Carpeta:
1 de 10
 
En una nueva versión de sus cálculos el doctor José Antonio Meade debería empezar por revisar con espíritu muy crítico, y con la honestidad intelectual que le caracteriza, de dónde ha salido la loca idea de que México puede tener un aeropuerto más grande que cualquiera de los hoy conocidos.
Federico Arreola
diciembre 31, 2018, 7:19 am

“Hay tres tipos de mentiras: mentiras, grandes mentiras y estadísticas”

Veamos

A mí me cae muy bien José Antonio Meade. Es un tipo de primera.

También Jiménez Espriú es un hombre de lo mejor que uno puede encontrar en la vida.

Hay una polémica entre ellos.

Meade hizo cuentas sobre el NAIM en Texcoco y el actual aeropuerto de la Ciudad de México.

Según Jiménez Espriú, esas son cuentas alegres de un “hombre triste”.

¿Meade está triste? No lo creo. Lo estuvo cuando perdió las elecciones presidenciales, pero seguramente ya se le pasó.

Pienso que Jiménez Espriú, ingeniero profesional, debió refutar a Meade con números, no con descalificaciones.

Tal vez el ingeniero Jiménez Espriú no lo hizo porque considere matemáticas menores –en mi opinión, probablemente lo sean— las usadas por el economista Meade: una regresión lineal y otra logarítmica.

En el equipo del presidente López Obrador habrá algún economista que sí esté dispuesto a jugar a la estadística con el señor Meade.

Mientras eso ocurre, yo quisiera hacer algunas observaciones a los cálculos de Meade y plantear algunas dudas, esperando que el ex candidato presidencial —de vacaciones y, por lo tanto, con tiempo de sobra para dedicarlo a estas cosas— sea tan amable de explicarme qué onda.

Meade compara la operación del actual aeropuerto, el AICM, con el proyectado en Texcoco, el NAICM.

Dice José Antonio:

1.- “Para el cálculo del AICM se utilizaron datos de 2017”.

2.- Para el cálculo del NAICM se utilizaron las proyecciones del impacto económico que hizo la IATA para 2034, "cuando el NAICM estaría operando a su máxima capacidad y se trajeron a precios de 2017; es decir, se supuso que el NAICM ya estaría operando a su máxima capacidad en estos momentos para estimar el impacto que tendría en el PIB”.

3.- “Para sacar el impacto de cada aeropuerto sobre el PIB se multiplicó el gasto por pasajero por el número de pasajeros en cada aeropuerto (44.7 millones en el AICM y 125 millones en el NAICM), y se dividió entre el PIB”.

4.- De ahí que dejar de hacer un aeropuerto con 125 millones de pasajeros para conservar el actual, que solo da servicio a 44 millones, cueste a los mexicanos 145 mil millones de dólares.

¿Es en serio, querido doctor Meade?

No veo en el texto del ex candidato priista en el que detalla sus cálculos, ninguna estimación sobre el número de pasajeros que aterrizarán y despegarán de Santa Lucía y Toluca cuando operen a su máxima capacidad.

Entiendo que no hay estudios sobre eso, o al menos no son públicos, pero obviamente tendrán millones de pasajeros, quizá entre los dos tantos como los del actual aeropuerto. Por lo tanto, deberían entrar en la comparación que ha hecho Meade, pero este economista ni siquiera menciona tales números. ¿Por qué? ¿Cree que Toluca no puede crecer? ¿Piensa que Santa Lucía no se construirá? ¿Sabe algo o calla nomás por descuido?

Si la metodología Meade se aplica en Londres, Heathrow queda como aeropuertillo de cuarta

¿En serio el NAICM tendría 125 millones de pasajeros? Ningún aeropuerto del mundo alcanza esa cantidad. En 2017 Londres Heathrow tuvo un año récord con 78 millones de pasajeros. No parece que vaya a crecer más. Bastante saturado está y sus opciones de ampliación son limitadas.

A mí, personalmente, sí me parecen cuentas alegres —o cuentos mexiquenses para justificar una inversión enorme— los 125 millones de pasajeros del NAICM. Simplemente me baso en que, en 2017, todos los grandes aeropuertos del mundo se quedaron lejos de tal cantidad. Véase esta lista:

1.- Atlanta, 103,9 millones de pasajeros

2.- Beijing, 95,7 millones

3.- Dubai, 88,2 millones

4.- Tokio, 85.4 millones

5.- Los Ángeles, 84.5 millones

6.- Chicago, 79,8 millones

7.- Londres Heathrow, 78 millones

8.- Honk Kong, 72.6 millones

9.- Shanghai, 70 millones

10.- París, 69.4 millones

11.- Ámsterdam, 68.5 millones

12.- Dallas, 67 millones

13.-Guangdong China, 65.8 millones

14.- Fráncfort, 64.5 millones

15.- Estambul, 63.8 millones

Meade debería revisar las estimaciones en las que basó sus cálculos

Pienso que por lo menos exageró bastante la persona o institución que convenció al gobierno de Enrique Peña Nieto de que el NAICM tendrá 125 millones de pasajeros.

A mí esa cifra me parece el producto de un maquillaje estadístico para darle supuesta viabilidad económica a un proyecto francamente faraónico.

En una nueva versión de sus cálculos el doctor José Antonio Meade debería empezar por revisar con espíritu muy crítico, y con la honestidad intelectual que le caracteriza, de dónde ha salido la loca idea de que México puede tener un aeropuerto más grande que cualquiera de los hoy conocidos.