La Carpeta:
1 de 10
 
Manlio Fabio es todo eso, especialmente lo último: es de los últimos hombres verdaderamente duros que siguen vigentes en el sistema político mexicano.
Federico Arreola
enero 26, 2018, 6:35 am

Aquella nota

La primer nota realmente viral de SDP Noticias —fue la más leída en este sitio informativo, cada día, durante muchos meses— constaba de dos o tres párrafos y un título muy simple: “Balacera en Reynosa”.

Por una razón fue durante mucho tiempo el material más leído de SDP Noticias: la gente de Reynosa, del resto de Tamaulipas y de Nuevo León usaban los comentarios de los lectores a esa noticia no solo para opinar, sino para informarse acerca de lo que en esa ciudad pasaba.

Después nacieron sitios especializados en la violencia que tanto lastima a los reynosenses.

El hecho es que los años han pasado y nada ha cambiado en Reynosa. Inclusive, todo ha empeorado.

Hoy el diario Reforma (El Norte, en Monterrey) da a conocer, como lo hace prácticamente a diario, nuevas balaceras en Reynosa, que llegan a durar no solo horas, sino hasta días enteros.

Tamaulipas es uno de los estados más importantes de México y Reynosa la ciudad más grande de esa entidad que el gobernador, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, está honestamente decidido a pacificar, pero le está costando trabajo de más por todo el daño que hicieron los anteriores gobernantes que, claramente, estaban al servicio del crimen organizado.

Además de su tamaño, hay otro factor que hace relevante a Reynosa: es una de las principales fronteras de México con Estados Unidos.

Clinton y su frase

La leyenda cuenta que Bill Clinton ganó aquella campaña presidencial de 1992 a George Bush padre porque usó como buque insignia la siguiente frase de James Carville: “¡Es la economía, estúpido!”.

En México, en 2018, no es la economía y ni siquiera la corrupción el gran tema: ¡Es Reynosa, estúpidos!

Andrés Manuel López Obrador, perfectamente consciente de que la violencia es el problema que más lastima a los mexicanos, ha dado a conocer a un equipo para tratar de solucionarlo.

El responsable de combatir la inseguridad, si Andrés Manuel llega a la Presidencia, será Alfonso Durazo.

El sonorense Durazo no tiene experiencia en seguridad pública, pero es, sin duda, un hombre serio, organizado, competente, con capacidad de planeación y, sobre todo, con talento para ejecutar proyectos complejos.

No es mala la oferta de López Obrador, claro que no: Alfonso Durazo garantiza la eficiencia que se requiere  para poner orden en materia de seguridad.

El candidato del PRI, José Antonio Meade, ha dado a conocer los cinco principales puntos de su plan sobre seguridad y justicia.

Evidentemente, Meade tiene una idea clara acerca de lo que debe  hacerse. Lo que le falta, ahora, es decirnos a los mexicanos quién será su hombre fuerte para pacificar al país.

Beltrones con Meade en Sonora 

Mientras arreciaba el debate acerca del futuro de Manlio Fabio Beltrones en SDP Noticias —hicieron planteamientos serios Frida Angélica Gómez y Verónica Malo Guzmán a partir de una columna de esta última acerca de la actual situación del que para muchos es el político más completo de México—, mientras estas dos mujeres informadas y con capacidad de análisis se preguntaban, entre reconocimientos y críticas, qué iba a hacer el expresidente nacional del PRI en esta temporada electoral, el propio Beltrones tuiteaba que llegaba a Sonora para acompañar a Meade en sus actos de campaña.

Malas noticias para Lilly y Poncho

Poncho Durazo juega con dos cachuchas en esta campaña: una de ellas, responsable del proyecto de seguridad de AMLO; la otra, compañero de fórmula de Lilly Téllez, esto es, candidato a senador por Sonora junto con la periodista.

Si el hecho de que Beltrones acompañe a Meade en su gira sonorense significa, lo que es probable, que Manlio será candidato a senador, se complicarán, y mucho, las posibilidades de victoria de Lilly y Poncho. Mala suerte.

¿Y si Meade además le pide a Manlio que encabece su plan de seguridad pública?

Esa sería una muy buena idea de Meade y representaría muy buena suerte para México, ya que la seguridad pública tiene que ser dejada no necesariamente en policías, sino en políticos con experiencia, eficaces y duros, muy duros.

Manlio Fabio es todo eso, especialmente lo último: es de los últimos hombres verdaderamente duros que siguen vigentes en el sistema político mexicano.

Ni hablar, eso es lo que se necesita para que la gente tenga confianza en que las cosas, al fin, se van a hacer como es debido.

¿Y Anaya? En los palomazos

Si las propuestas de AMLO y Meade en el tema de la seguridad pública parecen confiables, las de Ricardo Anaya no solo no existen, sino que el candidato del PAN-PRD-MC está haciendo todo lo posible para presentarse a sí mismo como alguien absolutamente incapacitado para enfrentar al crimen organizado.

Anaya lo único que proyecta es carencia de temple, nula experiencia, escasas ganas de entrarle de frente al problema, no contar con un equipo competente y, lo peor, se le ve sin idea acerca de cómo integrar un grupo de colaboradores dispuestos a arriesgarlo todo para pacificar a México.

El candidato del PAN-PRD-MC se la ha pasado jugando y cantando, sin darse cuenta de que la violencia sigue imparable.

Ha demostrado Ricardo Anaya ser un político astuto, pero nada más: como solo ha jugueteado en la campaña, no ha convencido a los mexicanos de que podrá con los terribles problemas de la nación.

¿Dejarían ustedes en manos de Anaya la seguridad de sus casas? ¿La seguridad de sus hijos? ¿La seguridad de México? Creo que nadie contestará afirmativamente.

LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web