La Carpeta:
1 de 10
 
Tras la aparición de narcomantas en torno a la presunta vinculación de policías de Hidalgo con el crimen organizado, el gobierno de Nuevo León anunció que los elementos de la corporación municipal ya son sometidos a las pruebas de control de confianza.
Staff
septiembre 13, 2018, 9:32 am

Tras la aparición de narcomantas en torno a la presunta vinculación de policías de Hidalgo con el crimen organizado, el gobierno de Nuevo León anunció que los elementos de la corporación municipal ya son sometidos a las pruebas de control de confianza.

En entrevista, Manuel González Flores, Secretario General de Gobierno, indicó que la noche del martes abordó el tema con el gobernador Jaime Rodríguez Calderón, quien se encuentra de gira de trabajo en Ciudad de México, y la instrucción fue evaluar a los 21 efectivos.

Asimismo, se abrió una investigación a efecto de deslindar responsabilidades a cada uno de ellos.

“El día de ayer (martes) por la noche su servidor recibió instrucciones de proceder a llevar a cabo una revisión de rutina a las autoridades municipales de Hidalgo, Nuevo León”.

“Esta revisión de rutina incluye los exámenes de control de confianza, antidoping, y algunos otros más que instruí a la Secretaría de Seguridad para que esto se llevara a cabo desde la madrugada”.

“No podemos dejar de oír las mantas que alguna gente pública, dimos la instrucción en ese sentido", expuso.

Sin embargo, aclaró, el estado no asumirá el control de la Seguridad en el municipio, como fue el caso de Cadereyta y Ciénaga de Flores.

Lo anterior toda vez que Hidalgo presenta una incidencia delictiva casi nula, con apenas un robo en los últimos dos meses.

“No tenemos ninguna incidencia delictiva en la zona, es muy menor, revisamos la semana y había un robo, un robo en dos meses, entonces no tenemos un problema de seguridad, propiamente dicho”.

“No se ha tomado la decisión, quiero precisar, de intervenir la policía porque no hay incidencia delictiva”, agregó.

// El Porvenir