La Carpeta:
1 de 10
 
La “Fascibomba” se desactivó en un santiamén. Sólo bastó que la candidata del PRI a la gubernatura de Nuevo León, Ivonne Álvarez, se reuniera con el ex dirigente priísta en Monterrey, Aldo Fasci, para que éste se alineara, bajara el tono de sus críticas y se sometiera de nuevo al sistema.
Jose Jaime Ruiz
febrero 4, 2015, 6:15 am

jjr-tubos

La “Fascibomba” se desactivó en un santiamén. Sólo bastó que la candidata del PRI a la gubernatura de Nuevo León, Ivonne Álvarez, se reuniera con el ex dirigente priísta en Monterrey, Aldo Fasci, para que éste se alineara, bajara el tono de sus críticas y se sometiera de nuevo al sistema. La “Fascibomba” terminó por ser un simple berrinche de quien no obtuvo lo que quería, es decir, la candidatura del PRI a la alcaldía de Monterrey.

El control de daños le funcionó al gobernador Rodrigo Medina de la Cruz vía su operador confiable, Álvaro Ibarra, porque el tema que puso sobre la agenda Aldo Fasci (desacreditar a Rodrigo como el gran y soberbio elector) se desinfló como un tema de opinión publicada, no de opinión pública ya que a los ciudadanos no les interesa que Aldo salga o siga en el PRI. Eduardo Bailey, el dirigente tricolor, hizo lo suyo: ningunear a Aldo (aunque con ello tuviera que raspar mínimamente a Rodrigo). Ivonne hizo lo suyo: someterlo para que no fuera candidato de otro partido político a la alcaldía de Monterrey y que se sumara a su campaña –campaña transexenal inventada y diseñada, por cierto, por Rodrigo Medina de la Cruz, el mismo personaje que critica Fasci.

¿Con quién consultó Aldo Fasci su carta de renuncia? ¿Con alguno de los precandidatos que no llegaron a ser candidatos? ¿Con sus amigos? ¿Con Rogelio Cerda? ¿O simplemente se fue por la libre? Al renunciar al PRI de Rodrigo Medina, quien está imponiendo un maximato, una política transexenal, Aldo también renunció a la posibilidad de obtener prebendas de Ivonne Álvarez –y ya sabe que Ivonne es una experta en incumplir promesas– porque el acuerdo entre Rodrigo y la candidata es un acuerdo orgánico de transexenalidad donde Rodrigo seguirá manteniendo influencia y poder: Ivonne es una extensión de Rodrigo.

En el río revuelto del affaire Fasci, el candidato de Movimiento Ciudadano, Fernando Elizondo Barragán, trató de pescar y falló. Lo que no sabe Fernando es que, cuando se pesca, los peces pequeños se regresan al agua. Al creer Elizondo que Aldo es un “elemento valioso”, legitima el trabajo sucio que Fasci siempre hizo para el PRI y desnuda las verdaderas intenciones de Elizondo porque no se trata de cambiar la res publica sino de gobernar con los mismos, aunque éstos se llamen Aldo Fasci Zuazua. Error de cálculo de Elizondo que lo seguirá diferenciando aún más de la política de inclusión ciudadana – exclusión de políticos de Jaime Rodríguez Calderón.