La Carpeta:
1 de 10
 
En un rotundo fracaso se convirtió la firma del convenio contra el incremento de impuestos y la creación de nuevos propuesta por el Congreso local, al ser desairado por la mayoría de los alcaldes metropolitanos y el gobierno del estado.
Staff
febrero 2, 2017, 10:15 am

convenio

En un rotundo fracaso se convirtió la firma del convenio contra el incremento de impuestos y la creación de nuevos propuesta por el Congreso local, al ser desairado por la mayoría de los alcaldes metropolitanos y el gobierno del estado.

Aunque se había dicho que el dictamen se haría bajo la supervisión de un notario público, al final de cuentas este tampoco acudió a la invitación de los legisladores.

De los alcaldes del área metropolitana que si firmaron fueron el del municipio de Guadalupe, Francisco Cienfuegos y el de Monterrey, Adrián de la Garza Santos.

Quienes decidieron no firmar y se retiraron sin ser vistos fueron Víctor Fuentes de San Nicolás de los Garza, Oscar Cantú de Apodaca y Clara Luz Flores, de Escobedo.

Quienes ni siquiera se aparecieron por el recinto legislativo fueron los ediles de Santa Catarina Héctor Castillo y Mauricio Fernández Garza, de San Pedro.

La alianza, que fue planteada por la fracción del PRI, buscaba que el gobernador y los alcaldes, se comprometieran a no proponer alzas o nuevos impuestos y derechos durante el 2017 y 2018, y los legisladores a no aprobar nada en ese sentido.

Al ser cuestionado del porqué el gobierno del estado había decidido no firmar el documento, Manuel González Flores, secretario General explicó lo siguiente:

“Los únicos que tienen la facultad de aprobar y establecer un impuesto a un derecho son los diputados, el poder ejecutivo no tiene y los presidentes municipales tienen esa facultad, ellos saben quiénes sí tienen esa facultad de quitar o retirar como lo hicieron en diciembre.

“Nosotros porqué vamos a firmar eso si no tenemos la facultad, no podemos aparte es inconstitucional, no es competencia del ejecutivo del estado el autorizar impuestos es una incongruencia”, expresó.

Los legisladores priistas amenazaron con no aprobarles nada a los municipios cuyos alcaldes se negaron a firmar el acuerdo.

Quienes también desistieron de hacerlo fueron los dos diputados de Movimiento Ciudadano porque consideraron que la propuesta carece de sustento legal que permita a los diputados, Ejecutivo del estado y los 51 ayuntamientos firmar este tipo de convenios o alianzas.

Además, argumentaron que el ayuntamiento funciona de forma colegiada, por lo que los alcaldes carecen de representación legal sin la previa autorización del Cabildo y que porque los impuestos son facultad exclusiva del Congreso.

Al final de cuentas quienes si firmaron fueron los alcaldes del área rural de la zona norte y de la zona sur.

// El Porvenir