La Carpeta:
1 de 10
 
El presidente Andrés Manuel López Obrador calificó este martes como deshonesto y corrupto que un funcionario gane 600 mil pesos mensuales, a propósito de los posibles amparos contra la ley que establece un tope de 108 mil pesos al mes en los salarios de servidores públicos.
Staff
diciembre 4, 2018, 3:09 pm

El presidente Andrés Manuel López Obrador calificó este martes como deshonesto y corrupto que un funcionario gane 600 mil pesos mensuales, a propósito de los posibles amparos contra la ley que establece un tope de 108 mil pesos al mes en los salarios de servidores públicos.

En conferencia de prensa, el mandatario recalcó que el servicio público “no es para hacer dinero, es para servir a los ciudadanos”, y agregó: “acerca de que si ganan menos se va a fomentar la corrupción, eso es… poco serio, muy poco serio”.

“Yo creo que hay deshonestidad cuando un funcionario acepta recibir hasta 600 mil pesos mensuales; eso es corrupción. En un país con tanta pobreza, si un servidor quiere ganar, como sucedía, 600 mil pesos, pues eso es un acto de deshonestidad”.

Por otro lado, descartó que con menores salarios lleguen a la administración pública personas con menor preparación, pues muchos secretarios y subsecretarios cuentan con maestría o doctorado.

En todo caso, apuntó, los funcionaros tienen también el gran incentivo de dedicarse trabajar por el bien del país. “(Los secretarios) no sólo van a ganar 105 mil pesos mensuales sino que tendrán la gran satisfacción de servir al pueblo. No sólo de pan vive el hombre; lo material no es la felicidad, no es el dinero. La felicidad la felicidad es estar bien con uno mismo”.

Finalmente, señaló que los inconformes están en su derecho de buscar otro empleo en el sector privado, si bien advirtió que “tampoco pagan mucho, porque todo esto es fantasioso, hay muchos mitos. Pregunten cuánto gana un gerente en una empresa, en un banco. No crean que ganan mucho”.

 
// SDPnoticias