La Carpeta:
1 de 10
 
El reto, sin duda, es muy grande. Gracias a Dios, tengo la experiencia y estoy preparado. Con el apoyo y la participación de los habitantes, lo haremos posible. Vamos por el orgullo de ser guadalupenses
admin
admin
junio 14, 2012, 7:03 am

El crecimiento de Ciudad Guadalupe debe ser ordenado, integral y eficiente.  Aumentar la calidad de vida de nuestros vecinos tiene mucho que ver con la seguridad y con la educación, pero también con un desarrollo urbano que nos dé, por ejemplo, mejores vialidades, al tiempo que respete el entorno ecológico y sea herramienta para la generación de empleo.

Nada gana una autoridad que tiene grandes proyectos, si éstos no van articulados entre sí. Por eso nuestra oferta en materia de desarrollo urbano va de la mano de la sustentabilidad económica. La experiencia que tengo en el servicio público me permite ofrecer una visión clara de un municipio de Guadalupe que, sin apartarse de la línea de un crecimiento productivo, procura un entorno eficiente y amable para con sus habitantes.

Acudir, por ejemplo, a caminar por el paraje denominado Las Cascadas en el Cerro de la Silla es una experiencia única que, sin ser muy demandante en el aspecto físico, sí es altamente estimulante para la convivencia familiar y vecinal. El gran problema es que muy pocos guadalupenses lo conocen.

Vamos a tocar las puertas necesarias en los ámbitos estatal y federal para hacer de Las Cascadas un espacio donde nuestras familias convivan con la naturaleza y un lugar que sea atractivo para los turistas que visitan nuestro estado.  Pero lo haremos con respeto al entorno ecológico, porque necesitamos preservar nuestros pulmones naturales, como es el caso del Río La Silla. Ahí haremos un Gran Parque al que, con apoyo de los grupos ecologistas, blindaremos no sólo de eventos contaminantes, sino, incluso, contra cualquier acto de autoridad potencialmente dañino. El Gran Parque La Silla será un patrimonio natural, orgullosamente guadalupense.

Pero una ciudad con entorno eficiente también requiere acciones más cercanas al habitante. Por ello la siguiente administración municipal de Ciudad Guadalupe debe impulsar la creación de más y mejores plazas públicas para que nuestros habitantes rescaten la tradición de la sana convivencia familiar y vecinal. Necesitamos, de la misma manera, fortalecer la  infraestructura para el deporte popular.

Y, sin duda, es altamente importante poner en marcha un programa de mejoramiento del aspecto de barrios, avenidas y sectores de la ciudad, porque el orgullo de ser guadalupense se manifiesta en su actitud, pero también debe reflejarse en el entorno en que vive.

El municipio de Ciudad Guadalupe ha crecido a pasos acelerados durante los últimos años; pero sus vialidades no lo han hecho a la par. Son ya impostergables las adecuaciones viales en el cruce  de Las Américas y Eloy Cavazos. Pero también es ineludible ya hacerlo en Avenida México y Eloy Cavazos, y en Miguel Alemán y Ruiz Cortines. Y en el oriente del municipio tenemos que ampliar la calle Pablo Livas hasta su cruce con la Avenida Coahuila.

Sin embargo, es necesario dejar bien claro una cosa: no vamos a permitir que el desarrollo urbano arrase con la calidad de vida de los guadalupenses. Así como vamos a proponer regulaciones al uso de suelo de la avenida Ruiz Cortines para adecuarlo al trazo de la Ecovía, de igual manera, promoveré la microzonificación en los sectores de Contry y Linda Vista, para proteger el uso habitacional de suelo.

Un tema importante que no habrá de escapar a la administración que pretendo encabezar en los próximos tres años, tiene que ver con la generación de empleos. Para que, a través de  un trabajo digno y bien remunerado, los guadalupenses mejoren su calidad de vida, impulsaré todos los proyectos orientados a este renglón.

En la primera sesión de cabildo propondré un innovador esquemas de estímulos fiscales para los empresarios que inviertan en Ciudad Guadalupe.

Y aquellos empresarios que presenten programas de inversión viables en las zonas de mayor marginalidad de nuestro municipio, tendrán absoluto respaldo a través del impulso a la capacitación y el apoyo a las pequeñas y medianas industrias.

En el sector de la nueva autopista al aeropuerto tenemos un gran potencial de crecimiento económico. Me abocaré desde el primer minuto de mi administración a generar la sinergia con el sector privado para que los trabajadores de Guadalupe tengan fuentes de trabajo cercanas a sus domicilios y no gasten en traslados, el tiempo que podrían dedicarlo a la convivencia con sus familias.

El reto, sin duda, es muy grande. Gracias a Dios, tengo la experiencia y estoy preparado. Con el apoyo y la participación de los habitantes, lo haremos posible. Vamos por el orgullo de ser guadalupenses.