La Carpeta:
1 de 10
 
¿Quiénes van a operar a favor de Adrián? ¿Ildefonso Guajardo? ¿Rogelio Cerda? ¿Felipe Enríquez? ¿Abel Guerra? ¿Cristina Díaz? ¿Clara Luz Flores? ¿César Garza? ¿Pedro Pablo Treviño? ¿Ismael Flores, líder de la CTM? ¿Félix Coronado, líder de la CROC? ¿Jorge Mendoza, de TV Azteca que tuvo pingües negocios cuando Felipe de Jesús fue alcalde?
Jose Jaime Ruiz
diciembre 8, 2018, 11:15 am

La guerra sucia en Monterrey, donde se ve la mano de Rubén Moreira, delegado priista para la elección de la alcaldía regia, usó al periódico El Universal de Juan Francisco Eleay Ortiz, a través del columnista Salvador García Soto, y al portal Código Magenta de Ramón Alberto Garza.

En esto no hay coincidencias porque, si bien la filtración se hizo a dos medios, el mensaje fue único: la conspiración entre el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, y el candidato panista a la alcaldía, Felipe de Jesús Cantú, para hacerse de la ciudad capital.

Leamos lo publicado en Código Magenta:

Como si fuera una nota-columna dictada, García Soto repitió casi lo mismo:

1.- “La mano de ‘El Bronco’ aparece metida en una inconfesada alianza política con el dos veces candidato del PAN, Felipe de Jesús Cantú, a quien el gobernador parece apoyar con su estructura electoral y con recursos estatales para hacer con el panista ‘un gobierno juntos’.”

2.- “¿Qué tanto se metió el gobernador de Nuevo León en la cuestionada elección anulada y qué tanto se meterá en los comicios del 23 de noviembre (sic)? ¿Cuál es el interés y cuál el pacto entre un gobernador que dice ser ‘independiente’ y el candidato del PAN? ¿Tiene algo que ver esa alianza con el apoyo que los diputados panistas le dieron al ‘Bronco’ para evitar un intento de juicio político en el Congreso local?”

¿Cómo llegaron Ramón Alberto y Salvador a una conclusión que no se desprende de la charla entre el Bronco y Felipe? ¿Dónde aparece el pacto para que el gobernador no tenga un juicio político? En ninguna parte. La guerra sucia empezó por una confabulación, una conspiración entre Rubén Moreira, Adrián de la Garza (candidato priista), Ramón Alberto Garza y Salvador García Soto para propagar un infundio a través de una grabación ilegal con el fin de que el desprestigio del Bronco en Nuevo León contamine la candidatura de Felipe de Jesús Cantú.

Sembrado el audio y la conversación usando los intere$e$ inconfe$able$ de Ramón Alberto y Salvador, lo que seguía era prolongar el desprestigio en redes sociales a través de memes y alcanzar, mediante bots, que la conversación se convirtiera en trending topic en Monterrey.

Regularmente quien es puntero en una campaña no requiere de guerra sucia. En contrario, quien va abajo denota desesperación al realizar campañas negativas. El PRI sigue dividido en Nuevo León. El candidato Adrián de la Garza no ha podido unir a los priistas en su candidatura, aunque le hagan gestos de cortesía, como la reunión que tuvo con el exsecretario de Economía, Ildefonso Guajardo. Durante el sexenio de Rodrigo Medina de la Cruz, la mayoría de los priistas del estado no sólo fueron desplazados: fueron despreciados.

¿Quiénes van a operar a favor de Adrián? ¿Ildefonso Guajardo? ¿Rogelio Cerda? ¿Felipe Enríquez? ¿Abel Guerra? ¿Cristina Díaz? ¿Clara Luz Flores? ¿César Garza? ¿Pedro Pablo Treviño? ¿Ismael Flores, líder de la CTM? ¿Félix Coronado, líder de la CROC? ¿Jorge Mendoza, de TV Azteca que tuvo pingües negocios cuando Felipe de Jesús fue alcalde?

Políticos conspirantes, Rodríguez Calderón y Cantú se contradicen en las fechas de la grabación ilegal. El Bronco asegura que fue en 2015: “Yo lo invité a ser parte de Nuevo León, y le dije, trabajemos juntos para hacer un buen gobierno, eso fue lo que pasó”.

Pero Felipe de Jesús dice que la llamada fue en este 2018: “Esa llamada existe y fue una felicitación del día 9 de julio de este año, cuando era alcalde electo después de que me entregaron la constancia. Es un reconocimiento de un gobierno que trabaja con otro gobierno, eso es lo que dice la llamada; todo lo demás son editorializaciones deliberadas para distorsionarla”.

¿El Bronco y Felipe de Jesús Cantú se confabulan para ganar la elección de Monterrey? Si ni siquiera se ponen de acuerdo acerca de cuándo fue la llamada de marras entre ellos. ¡Vaya conspiración!