La Carpeta:
1 de 10
 
.
Staff
noviembre 7, 2018, 1:04 pm

Dado a que dependerán completamente de la Federación a partir del próximo año, Judith Díaz Delgado, perfilada como coordinadora de programas sociales en Nuevo León, solicitó ayer al gobierno del Estado la base de datos de sus beneficiarios.

Poco antes de mediodía, la colaboradora del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, sostuvo una reunión con Manuel González Flores, Secretario General de Gobierno, en Palacio de Cantera.

A su salida del encuentro privado, la próxima funcionara federal adelantó que se realiza lo conducente para determinar el universo de personas que se beneficiará con el nuevo esquema federal.

Sentido en el que incluso se trabaja en un censo casa por casa.

"Vamos a empezar a partir del 1 de enero, por eso la urgencia de estar trabajando de la mano del Estado".

“(También) estamos censando a todas las personas que quieran acceder a los programas federales, básicamente adultos mayores, personas con discapacidad, y estudiantes”, expuso.

En el caso de las becas de educación media superior, dijo, se instalarán módulos en todas las escuelas públicas donde se inscribirán a través de una aplicación móvil.

Los estudiantes de bachillerato que así lo requieran, serán acreedores a un apoyo de 2 mil 300 pesos mensuales.

“Todos los jóvenes de todas las preparatorias públicas, incluyendo también las de la Universidad, todos los que pertenezcan a Conalep, a los Cecytes, lo que estén en preparatorias en el sistema de la SEP, los telebachilleratos también, puras preparatorias”, agregó.

Es de resaltar que al dejar de dar estos apoyos, el Estado tendrá ahorros importantes que serán destinados a otros rubros.

// El Porvenir