La Carpeta:
1 de 10
 
.
Staff
noviembre 2, 2018, 10:35 am

La vida sedentaria, los malos hábitos alimenticios y la herencia genética, son factores que pudieran provocar el cáncer de colon.

El coloproctólogo, José Espinoza Loera pide a la gente poner especial atención si sufren de síntomas como: distensión abdominal, inflamación en el estómago, problemas en el tracto de salida y sangrados a la hora de evacuar.

El especialista que atiende en Monterrey manifestó que esos problemas, por pena dejan pasar y cuando están muy avanzados se convienen en graves padecimientos.

Es de señalar que el coloproctólogo se especializa en padecimientos en el tubo digestivo bajo y manifestó que las cifras mundiales, sobre los numerosos casos alarman a los médicos.

“Lo más importante es descubrir qué es lo que te molesta, enfocándonos desde el abdomen hasta por donde sale lo que comemos’’.

“Además de explorar al paciente y conocer su historial clínico, para posteriormente, si amerita, enviarlo a practicarse estudios como una colonoscopia o una exploración en esa área”, dijo.

Luego de que se tenga un diagnóstico, se debe trabajar en descubrir si el problema se encuentra en el intestino grueso, las intervenciones quirúrgicas que se recomiendan son laparotomía o laparoscopia, que son procedimientos locales.

Los tratamientos médicos pueden ser alternativos o quirúrgicos, dependiendo de la experiencia del doctor, pero lo más importante, añadió, es hacer a un lado la vergüenza e ir con el médico general.

Este tipo de problemas son intermitentes y a veces el paciente se puede sentir bien un tiempo y luego empeoran y es cuando visitan al especialista y la única solución es una microcirugía u otro tipo de procedimiento quirúrgico.

“Todo se cura, hasta el cáncer, siempre y cuando lo detectes temprano y para ello debes acudir con el médico general, el especialista o el sub especialista como el coloproctólogo”, comentó.

Las estadísticas determinan que el 50 por ciento de la población en México que supera los 50 años alguna vez ha sufrido de hemorroides, el problema es que el cáncer también se manifiesta con sangrado en algunas ocasiones y podrían confundirse.

“Si ves algo como un sangrado no pienses que es normal y efectivamente la causa más frecuente de sangrar al evacuar a cualquier edad es que padezca hemorroides, sangrado que también puede ser por cáncer de colon y recto”, dijo

Los habitantes de la frontera de México con Estados Unidos tienen muchas costumbres relacionadas con nuestro vecino, y las estadísticas de ese país son aún más preocupantes.

Lo anterior, debido a que el tercer cáncer más diagnosticado en el cuerpo humano es el de colon y recto en la Unión Americana, debido a que al año se diagnostican 90 mil casos de cáncer de colon y 35 mil de recto.

Mientras que el 4 por ciento de la población algún día va a padecer cáncer de colon y recto, es decir, cuatro de cada 100.

Reiteró que lo más recomendable es asistir al médico si un malestar o enfermedad se presenta por más de dos semanas, pues desde su perspectiva, “todo se cura, siempre y cuando lo detectes a tiempo”.

Que es el Cáncer de Colon

El cáncer de colon aparece, no produce síntomas en sus fases iniciales, por lo general comienza como un pólipo, es decir una pequeña bolita en la pared del colon que no es cancerosa.

Al crecer los pólipos pueden sangrar, obstruir el intestino y convertirse en un tumor maligno, cada año se presentan alrededor de ocho mil 700 casos nuevos de cáncer colorrectal entre mexicanos.

Cada 31 de marzo se conmemora el Día Mundial contra el Cáncer de Colon, a propósito del cual los especialistas hacen un llamado a la prevención y detección oportuna de esta enfermedad.

Lo anterior, debido a que si se encuentra en etapas avanzadas, dificultando su tratamiento, ya que si se encuentra a tiempo este tumor maligno puede ser curable hasta en 90 por ciento de los casos, pero el pronóstico se reduce a menos de 5 por ciento cuando se detecta en etapas avanzadas.

La Organización Mundial de la Salud señala que los tipos de cáncer diagnosticados con mayor frecuencia a nivel mundial son: En mujeres: Mama, colon y recto, pulmón, cuello uterino y estómago.

Mientras que en varones: Pulmón, próstata, colon y recto, estómago e hígado Fuente: Hospital Civil de Guadalajara/Informe OMS, 2015.

Prevención

- Estudios de rutina en todos los adultos a partir de los 50 años de edad. - Realizarse análisis a edad más temprana si tiene antecedentes familiares de cáncer colorrectal. - Dieta balanceada con suficiente ingesta de fibra. - Evitar el tabaquismo. - Moderar el consumo de alcohol. - Combatir la obesidad y el sedentarismo. - Controlar el nivel de glucosa si se tiene diabetes.

Síntomas

- Diarrea, estreñimiento o evacuaciones intestinales más frecuentes - Sangre roja u oscura en las heces - Mucosidad en heces - Heces delgadas - Dolor abdominal - Anemia por deficiencia de hierro - Sensación de que no vaciaste por completo los intestinos - Adelgazamiento sin causa aparente

Diagnóstico

El examen más preciso es la colonoscopia para examinar el revestimiento del recto y el intestino grueso. En este examen se utiliza un tubo largo y flexible con una pequeña cámara de video en un extremo (colonoscopio). Si se descubre un pólipo o zona de tejido sospechosa, se pueden tomar muestras de tejido con instrumental a través del colonoscopio.

Tratamiento

Este tumor maligno puede ser curable hasta en 90 por ciento de los casos en etapas tempranas. La cirugía es la terapia para cáncer colorrectal que no se propagado ganglios linfáticos ni abarca gran extensión de otros órganos vecinos como el hígado. La quimioterapia es terapia coadyuvante en etapas tempranas. La radioterapia y quimioterapia pueden ser opciones para quienes no pueden someterse a cirugía o la terapia para casos avanzados.

// El Porvenir