La Carpeta:
1 de 10
 
No normalicemos lo anormal. Trump es una amenaza real para México. Y acabará siendo un peligro para la estabilidad política y social de su propio país. La hipernormalización ya está entre nosotros. No caigamos en sus redes.
Eloy Garza
febrero 2, 2017, 8:03 am

eloy-nuevo

Amigos académicos e intelectuales, no sólo mexicanos comunes, dicen estar cansados de Donald Trump. Ya no quieren saber nada de él. Prefieren pensar que no existe. Con ese fin han urdido las más disparatadas hipótesis. Expongo las tres principales.

La primera es la del ingenuo respetuoso: Trump no nos compete a la opinión pública mexicana. Gobierna otro país. No tenemos porqué meternos con los gobernantes de EUA. Enfoquémonos en nuestros propios problemas internos.

La segunda es la teoría conspirativa: Todas las críticas a Donald Trump, en México, son cortinas de humo. Las patrocina el gobierno de Peña Nieto para ocultar su corrupción y sus metidas de pata. No nos dejemos engañar.

La tercera es la del vencido enamorado: Trump simplemente cuida los intereses de su país. Ya quisiéramos en México un presidente como él que velara por nuestros intereses. Es un defensor del lema America First.

La respuesta al ingenuo respetuoso es la siguiente: Trump nos ha tomado a los mexicanos como sus enemigos potenciales. Nos ha tildado de criminales y violadores. Y lo peor: está obrando en consecuencia. Que gobierne otro país no significa que pueda actuar caprichosamente, sin respetar el derecho internacional y agrediendo a otra nación soberana.

La respuesta a la teoría conspirativa es la más simple: Se defienda o no al gobierno de Peña Nieto, Trump sigue siendo nuestro enemigo potencial. Nos ha declarado una guerra encubierta, comercial y de amenaza bélica, no a Peña Nieto sino a los mexicanos en general.

La respuesta al vencido enamorado es de índole ética: Nadie quisiera tener en su país a un sociópata de presidente. Está comprobado que Trump es un enfermo mental. Incapacitado para gobernar. Quien niegue ese hecho, se engaña a sí mismo. ¿Que nadie hace tantísimo dinero estando loco? Falso. Howard Hughes amasó una gran fortuna y era un desequilibrado mental. Y como él hay muchos. Comenzando por Trump.

El problema de las tres hipótesis con las que algunos mexicanos pretenden exculpan a Trump de sus ataques contra nosotros, los mexicanos, es que normalizan lo anormal. Alexei Yurchak denominó a este defecto de razonamiento colectivo como "hipernormalización". Utilizó el término para definir a la última generación soviética. Todo el pueblo de la URSS sabía que su sistema político y económico se desmoronaba, pero nadie quería proponer una alternativa a su decadencia. Preferían vivir ciegos, en el engaño social, hasta que el sistema se colapsó definitivamente en 1990-1991.

No normalicemos lo anormal. Trump es una amenaza real para México. Y acabará siendo un peligro para la estabilidad política y social de su propio país. La hipernormalización ya está entre nosotros. No caigamos en sus redes.

LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web