La Carpeta:
1 de 10
 
Alfredo Cristalinas, titular de la Unidad de Fiscalización del Instituto Federal Electoral (IFE), reveló que los partidos políticos se han acercado a las autoridades hacendarias para llevar a cabo amortizaciones (pagos) de sus adeudos.
Staff
junio 10, 2012, 12:14 pm

Alfredo Cristalinas, titular de la Unidad de Fiscalización del Instituto Federal Electoral (IFE), reveló que los partidos políticos se han acercado a las autoridades hacendarias para llevar a cabo amortizaciones (pagos) de sus adeudos.

De acuerdo con el artículo 109 del Código Fiscal de la Federación, el no pago de contribuciones se sanciona con las mismas penas que la defraudación fiscal, es decir, entre meses y 9 años de prisión y multas de más de 2 millones de pesos.

Ante el no pago de impuestos, acotó Cristalinas, el responsable legal es quien no lo ejecutó, es decir, el secretario de finanzas de un partido.

“El no enterar de los impuestos constituye un delito fiscal. Si la autoridad lo determina va contra de quienes omitieron el pago de impuesto y los delitos no los cometen las personas morales, sino las físicas, y en este caso serían los que en su periodo de gestión al frente de las finanzas hayan omitido el pago”, indicó.

El funcionario explicó que el IFE no tiene la facultad directa de retener los recursos de los partidos políticos para el pago de impuestos.

Lo que hace el instituto, agregó Cristalinas, es dar vista al Servicio de Administración Tributaria (SAT) ante los adeudos que los propios partidos reportan en sus informes ordinarios de ingresos y gastos. “Los impuestos los paga quien los genera y una autoridad no puede retener algo que no le compete para entregárselo a otra autoridad, no está tipificado”, aclaró.

Para hacer efectivo el pago de impuestos, el SAT tiene dos vías. Una es la invitación, y si el partido no accede, entonces el SAT realiza una auditoría para determinar el pago.

Precisó que la última información pública sobre adeudos de impuestos de un partido político es el informe de ingresos y gastos 2010. Sin embargo, aclaró que de ese año a la fecha, los partidos políticos pudieron realizar pagos de impuestos que se verán reflejados en el informe correspondiente a 2011.

// El Universal