La Carpeta:
1 de 10
 
Bajo el argumento de que resulta imposible vigilar 3 mil 600 planteles escolares en dos turnos, Manuel González Flores, Secretario General de Gobierno, deslindó a la Secretaría de Educación en el estado del incidente en el que un menor perdió la vida al accionar un arma de fuego.
Staff
diciembre 14, 2017, 9:00 am

Bajo el argumento de que resulta imposible vigilar 3 mil 600 planteles escolares en dos turnos, Manuel González Flores, Secretario General de Gobierno, deslindó a la Secretaría de Educación en el estado del incidente en el que un menor perdió la vida al accionar un arma de fuego.

En entrevista, el funcionario estatal indicó que la Procuraduría de Justicia en el estado ya investiga lo sucedido en la Escuela Primaria Francisco Sada Gómez, en el municipio de Cadereyta.

Sin embargo, destacó, la seguridad en las escuelas es responsabilidad directa de los directivos del plantel en cuestión.

“Se están llevando a cabo las investigación para tener los datos precisos de los escenarios de qué fue lo que sucedió, a qué hora sucedió”, dijo.

“Pero los operativos de vigilancia son de las propias escuelas, es imposible que (por parte de la Secretaría de Educación) hubiese un sistema de vigilancia para las 3 mil 600 edificios y en dos turnos, el doble.

“Lo que se hace es que las propias escuelas tienen su propio sistema de vigilancia”, expuso.

La tarde de este lunes, un menor de sexto grado de primaria perdió la vida al accionar un arma de fuego que mostraba a sus compañeros de clase.

Considerado el principal responsable de lo sucedido, la Procuraduría de Justicia en el estado busca a la persona que facilitó un arma al estudiante.

El pasado martes, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón informó que la instancia investigadora ha avanzado en las averiguaciones y esperan dar a la brevedad con quien desencadenó el “accidente”.

Los menores, resaltó, no tienen acceso a este tipo de armas cuya portación, incluso para mayores de edad, es prohibida por la ley.

“Estamos buscando a la persona que dio esa arma al niño, que es el responsable finalmente por haberle dado, prestado o vendido, no sé, esa arma al niño”, mencionó.

“Cómo llegó esa arma a las manos de este niño, es lo que estamos investigando.

“Esa arma quien se la haya dado a ese niño es un irresponsable, y eso se paga, eso también tiene una consecuencia y evidentemente es un arma que representa un delito, tenemos que hacer responsable a quien haya tenido esa arma”, aseveró.

Cuestionado sobre si falló el Operativo Mochila implementado en los planteles escolares para evitar la introducción de objetos indebidos a las aulas, señaló que la mochila no es la única forma para introducir un arma.

Asimismo, recordó que los hijos no son responsabilidad directa del maestro o la escuela, sino de los padres de familia.

// El Porvenir