La Carpeta:
1 de 10
 
.
Staff
octubre 19, 2018, 10:49 am

La Fiscalía General de Justicia indaga la presencia de mantas en contra del alcalde electo de Monterrey, Adrián de la Garza Santos, que fueron colocadas en tres puntos de la ciudad.

En las lonas se emitieron mensajes atribuidos a un grupo del crimen organizado, que pretende involucrar al munícipe con un grupo rival.

La administración regiomontana, ya envió los videos de seguridad metropolitana colocados en puntos estratégicos, donde se aprecia las personas que colocaron las mantas en horas de la madrugada.

No se descarta que dichas “narco-mantas” tengan tintes políticos, pues actualmente existe una disputa entre los partidos políticos del PRI, que respalda al actual alcalde, y el PAN, que reclama a Felipe de Jesús Cantú como el legítimo ganador de las contiendas del pasado 1 de Julio.

Fueron elementos de Fuerza Civil, quienes se encargaron de recoger las mantas, que fueron colocadas en las calles Juárez y Manuel María del Llano, Bernardo Reyes y Colón;  Juárez y Constitución, así como  otra más en frente de la Clínica 33 del IMSS.

En los mensajes se indica los siguiente: “Sr Adrián de la Garza Santos, le pedimos deje de apoyar a la gente del CDG y Z Viejas Escuela”.

“Que se sabe de antemano, que ellos financiaron su reelección a la alcaldía de MTY, con la condición que les entregara el municipio”.

“Deje de sacrificar gente inocente y agentes ministeriales, solo por beneficio propio”.

“El CDN no quiere pelea con ninguna institución de gobierno, ni con la población Civil”.

“Se le pide de la mejor manera, Adrián de la Garza, se ponga a trabajar o se quite del camino”.

Atte CDN.

Los peritos de la Procuraduría de Justicia del Estado, mencionaron que es muy sospechoso que el mensaje haya sido redactado en forma correcta, pues generalmente las personas relacionadas con el crimen organizado siempre redactan en pausas y con apodos.

Se espera que en las próximas horas el alcalde de Monterrey, acuda a las oficinas del CODE a interponer una denuncia por amenazas y difamación contra quien resulte responsable.

// El Porvenir