La Carpeta:
1 de 10
 
De acuerdo con el documento expedido por el Instituto de Ingeniería Civil de la Universidad Autónoma de Nuevo León se determinó que no existe riesgo estructural en las casas de las calles Minas y Agave, ni en la arteria lateral de la avenida Lázaro Cárdenas, por lo cual los colonos podrán regresar a sus casas.
Staff
diciembre 17, 2017, 8:57 am

Tras la tragedia ocurrida en el Fraccionamiento Antigua donde murió un matrimonio, la Constructora Legosa inició este sábado con la demolición de las casas que resultaron dañadas.

De acuerdo con los responsables de los trabajos y de las autoridades, las viviendas que fueron destruidas representaban un enorme riesgo.

Lo anterior dio inicio luego de que el municipio de Monterrey otorgó la autorización para llevar a cabo los trabajos.

Además de tener el visto bueno del Instituto de Ingeniería Civil dio luz verde para iniciar las labores en la zona donde el pasado 22 de noviembre ocurrió el derrumbe de cuatro casas tras el deslave de una obra de Grupo Vía Inmobiliario.

Este sábado, los trabajadores iniciaron con la demolición por lo pronto de cuatro viviendas.

Una vez que culminen con estos trabajos, seguirán con la remediación de la zona que resultó afectada.

De acuerdo con el documento expedido por el Instituto de Ingeniería Civil de la Universidad Autónoma de Nuevo León se determinó que no existe riesgo estructural en las casas de las calles Minas y Agave, ni en la arteria lateral de la avenida Lázaro Cárdenas, por lo cual los colonos podrán regresar a sus casas.

Mientras se llevan a cabo los trabajos, las autoridades determinaron mantener cerrada la lateral de Lázaro Cárdenas.

En total son 12 las viviendas afectadas, de las cuales cuatro se derrumbaron en noviembre tras el accidente, las otras cuatro serán derribadas por la constructora y otras cuatro aún están en evaluación

Cabe destacar que los trabajos se han venido retrasando por las malas condiciones del tiempo y también a que en el sitio del derrumbe se formó una laguna presuntamente por filtraciones de mantos freáticos.

Por su parte los vecinos del fraccionamiento, que regresaron a sus viviendas a los pocos días de los sucesos se mantienen a la expectativa de las labores.

Voceros del Municipio de Monterrey señalaron que de las 117 casas que conforman el Fraccionamiento, 105 son habitables o están habitadas y que sólo 12 familias permanecen en casas de renta o en hoteles pagados por la constructora.

// El Porvenir