La Carpeta:
1 de 10
 
Rodrigo Ocampo, estudiante del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) e integrante de #GeneraciónMX, reconoció que son una organización de apenas 13 estudiantes y dos personas que no trabajan, que decidieron separarse del movimiento #YoSoy132, y que por motivos de "seguridad" no puede revelar sus nombres.
Staff
junio 12, 2012, 9:44 pm

Rodrigo Ocampo, estudiante del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) e integrante de #GeneraciónMX, reconoció que son una organización de apenas 13 estudiantes y dos personas que no trabajan, que decidieron separarse del movimiento #YoSoy132, y que por motivos de "seguridad" no puede revelar sus nombres.

En una conferencia de prensa en el Monumento a la Revolución, donde sólo acudió el estudiante universitario, dijo que la ausencia de sus compañeros se debía a presuntas amenazas que han recibido por dar a conocer su separación del colectivo que agrupa a universidades públicas y privadas, que enarbola la democratización de los medios de comunicación.

De las amenazas, no pudo precisar la procedencia, sólo dijo que son anónimas y que las han recibido desde números telefónicos "privados".

De vuelta en el tema de los integrantes del movimiento #GeneraciónMX, Ocampo Soria advirtió que "por razones de seguridad" no podría dar los nombres de los integrantes.

A pregunta expresa, reconoció que trabaja como asesor de la Presidencia de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) del DF, a la que deslindó de su organización.

Ocampo aclaró que no son una escisión, simplemente decidieron separarse de #YoSoy132 por lo que llamó la evidente "infiltración de los partidos de izquierda" en el movimiento.

"El reclamo no es a los miembros de #YoSoy132, sino a los partidos de izquierda que han generado presión y han emprendido acciones... Nosotros no somos un movimiento social, sino una organización", dijo.

Antonio Attolini, integrante de #YoSoy132 ITAM, dijo no conocer la nueva organización y comentó que Rodrigo Ocampo es su amigo, pero nunca lo vio participar activamente en las asambleas de su escuela. Reconoció que Ocampo auxilió al movimiento en algunas actividades.

Attolini añadió que es bienvenida toda agrupación que ayude a construir la democracia, pero dejó claro que: "Nadie se puede atrever desde su atalaya o posición cómoda a decir que hay intereses oscuros o de relación directa con un partido político en este movimiento".

// El Universal