La Carpeta:
1 de 10
 
Velázquez Corona ha estado al frente de la terminal aérea capitalina desde enero de 2005. Es decir, fue designado en el gobierno de Vicente Fox y continúa por su estrecha amistad con el presidente Felipe Calderón.
Staff
junio 28, 2012, 10:50 am
En la línea

Félix Fuentes

EL UNIVERSAL

Tres agentes federales muertos a tiros y la información del Departamento de Justicia de Estados Unidos, obtenida por una reportera de EL UNIVERSAL, Doris Gómora, destaparon las atarjeas de las drogas en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

El Gran Diario de México dio a conocer la presunta responsabilidad de Héctor Velázquez Corona, director del AICM, en el tráfico de enervantes a favor de los cárteles de Sinaloa y Los Zetas, trata de personas, piratería en zonas de carga y mercado negro de turbosina.

Velázquez Corona ha estado al frente de la terminal aérea capitalina desde enero de 2005. Es decir, fue designado en el gobierno de Vicente Fox y continúa por su estrecha amistad con el presidente Felipe Calderón.

Según reportes del Departamento de Justicia de EU, el director general del AICM tiene nexos con empleados de diversos cárteles y sólo ha participado en detenciones de “narcotraficantes independientes” o cuando los cargamentos tenían como destino grupos antagónicos. Debido a ello ha recibido amenazas por encarecer los “derechos de vía”.

La reportera Doris Gómora destacó que agentes de la DEA y otras agencias de Estados Unidos señalan a Velázquez como principal responsable del tráfico de drogas en el AICM, pero el gobierno de México “carece de alguna intención” de investigarlo. La información obtenida en EU revela que, de acuerdo a versiones de testigos protegidos, Velázquez ha cobrado derechos de vía por el traslado de estupefacientes entre Colombia y México y de aquí al Caribe, EU y Europa.

Esto explicaría por qué algunos cargamentos llegaron a España, procedentes del AICM, y los medios informativos no entendieron cómo fueron realizados y “nadie se daba cuenta”. Hoy se dilucida quién los pudo autorizar, pero la PGR dijo no tener información de las ligas de Velázquez con el narco.

Total, la PGR no sabe nada. En el caso de los tres generales arraigados, informó que a Ángeles Dauahare se le investiga desde 2010 y le acaba de ampliar el arraigo de 40 días ante la imposibilidad de configurarle los delitos bajo consigna.

CUANDO FELIPE CALDERÓN coordinó a diputados panistas en San Lázaro, Velázquez fue secretario de Servicios Administrativos y junto con Patricia Flores se asignaban bonos de 200 mil pesos cada uno. En Banobras, el mismo individuo gestionó al ahora primer mandatario un préstamo por 3 millones de pesos para una casa.

En Washington se tiene registrado a Velázquez Corona como “miembro del círculo cercano al presidente Felipe Calderón”. Esto advierte por qué el individuo en cuestión ha tenido categoría de intocable en más de siete años y es sostenido en el AICM.

Tal vez sea aclarada la conducta de Velázquez luego de los homicidios de tres agentes federales, cometidos por otros agentes en la Terminal 2 del aeropuerto metropolitano.

Se ha guardado gran hermetismo sobre los motivos de esos asesinatos y se pretende darles el sesgo de lavado de dinero, porque son hechas auditorías en la casa de cambio Podrira, en el DF, y en dos de sus sucursales.

Según reporte oficial, ya se tienen identificados a los homicidas, pero sus nombres no han sido revelados y se espera que este caso sea debidamente aclarado y se precise si se trata de otro asunto de drogas y el señor Velázquez tiene o no relación en el mismo.

El día de los asesinatos, el presidente Calderón afirmó que “hemos avanzado a una Policía Federal confiable que busque precisamente confiabilidad en todos sus miembros”.

Anteayer continuó el primer mandatario con ese tema. Demandó del próximo gobierno ¡no tirar por la borda lo hecho contra la criminalidad! y le exigió “¡que se comprometa verdaderamente a combatirla!”.

www.felixfuentes.com.mx