La Carpeta:
1 de 10
 
El Bronco, viendo perdida la elección en todos los distritos de sus candidatos, optó por esta alianza con los panistas y utilizó la estructura popular del PT para influir a favor del panista Felipe de Jesús, y Alberto Anaya, como un favor al gobernador Rodríguez Calderón, ayudó al triunfo y a la política electoral del Bronco, quien tendrá en la banca albiazul un poderoso aliado.
Jose Jaime Ruiz
julio 13, 2018, 1:14 pm

Hay que revisar este viernes si hay impugnación de las elecciones de Monterrey, como ya lo hizo el PRI en el municipio metropolitano de Guadalupe a través de la candidata Cristina Díaz y el representante del CEN del partido, Felipe Enríquez. ¿Impugnará Patricio el Pato Zambrano en Monterrey? ¿Y el actual alcalde priista, Adrián de la Garza? ¿Y el exalcalde Adalberto Madero? ¿Y Aldo Fasci quien salió de la ecuación Jaime Rodríguez Calderón-PAN? ¿Y Enrique Barrios? ¿Iván Garza?

Como siempre, Alberto Anaya, prefirió traicionar la alianza Juntos Haremos Historia y ahora vela sus intereses económicos y políticos. Beto ha abusado dos veces de la ingenuidad política del Pato Zambrano sólo para allegarse votos y tratar de mantener al PT registrado como partido. Beto Anaya y su esposa Lupita Rodríguez traicionaron a Andrés Manuel López Obrador al ser parte del fraude en contra de los regios, al favorecer al PAN.

El trabajo en contra de Morena, el PRI y los demás partidos políticos de Nuevo León, se dio a partir de una alianza entre la estructura del PAN, que no le fue nada mal si se quedan también con los municipios de Guadalupe y Monterrey, y la participación de Francisco Cabeza de Vaca apoyando al Bronco a través de Rogelio Benavides Pintos quien, al renunciar su puesto en Nuevo León, encontró cobijo en el gobierno de Tamaulipas.

El Bronco, viendo perdida la elección en todos los distritos de sus candidatos, optó por esta alianza con los panistas y utilizó la estructura popular del PT para influir a favor del panista Felipe de Jesús, y Alberto Anaya, como un favor al gobernador Rodríguez Calderón, ayudó al triunfo y a la política electoral del Bronco, quien tendrá en la banca albiazul un poderoso aliado.

Guadalupe Rodríguez de Anaya –no se presentó a recibir su constancia como diputada local– explica en un comunicado fechado este jueves la “alianza” Partido del Trabajo-el Bronco:

1.- “Por el supuesto delito de terrorismo –el cual en México no existe, según nuestras propias autoridades lo han declarado–, la PGR instruyó a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), a través de la Unidad Especializada en Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita y de Falsificación o Alteración de Moneda, requerir a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores para el aseguramiento precautorio las cuentas bancarias a mi nombre, dejando sin sueldo a 702 trabajadores, sin alimentos a 7-siete mil niñas y niños y sin gastos de operación a los Cendis.

2.- “Todo lo anterior sin mediar notificación alguna, sin apego al debido proceso legal y en franca violación al interés superior de la niñez en su derecho a la educación obligatoria, gratuita y de calidad (Artículo Tercero Constitucional) y a la alimentación nutritiva, suficiente y de calidad (Artículo Cuarto Constitucional).”

3.- “Con justa razón el Gobierno del Estado pagó salarios, alimentos y operación mensual de los Cendis de agosto a diciembre del 2017 y en lo que va del 2018 ministra la Aportación Federal conforme al convenio de transferencias y con base al Acuerdo del 8 de Diciembre del 2010.”

4.- “Mediante dicho Acuerdo, el Secretario de Educación del Estado designa a la Directora General de los Cendis y le otorga poder cambiario para abrir, operar y cerrar cuentas bancarias, así como la responsabilidad del manejo de los recursos materiales, humanos, financieros y presupuestales, con la obligación de rendir cuentas cada ciclo escolar y de manera extraordinaria...”

5.- “Incluso, el Gobernador Interino, Manuel González Flores, declaró públicamente que no se detectaron anomalías en el manejo de los recursos con que se manejan los Cendis, por lo que ‘no hay de qué perdonarlos. No han sido culpados de absolutamente nada’. Resulta claro que la PGR me persigue por el sólo hecho de pensar y actuar políticamente diferente.”

¿Por qué Guadalupe Rodríguez de Anaya es la directora general de los Cendis? Porque así les conviene a Beto Anaya y a Rodríguez Calderón. ¿Así o más claro el sometimiento, los intereses cruzados entre el gobierno del Bronco y el matrimonio petista de Beto y Lupita?