La Carpeta:
1 de 10
 
No lo veo como justicia partidista, porque para que eso hubiese sucedido, sus voces tendrían que haberse alzado hace mucho tiempo, cuando Medina estaba en el poder.
Francisco Tijerina
agosto 24, 2016, 6:02 am

pacot-nuevo

“Antes de empezar un viaje de venganza cava dos tumbas.” // Confucio

Quisiera entender, porque la verdad no puedo, ¿de qué va el tema que desde hace rato se traen los priistas Benjamín Clariond, Abel Guerra y Felipe Enríquez, que exigen la expulsión del tricolor de Rodrigo Medina y coacusados?

¿Es justicia o es venganza?

No lo veo como justicia, porque el exgobernador no ha sido declarado culpable del delito que se le imputa y si es inocente la acusación de los tricolores no procede, de manera que al final y con un procedimiento ante las autoridades electorales se podría revertir como ya ha ocurrido en el PAN (remember Maderito y Dionisio).

No lo veo como justicia partidista, porque para que eso hubiese sucedido, sus voces tendrían que haberse alzado hace mucho tiempo, cuando Medina estaba en el poder.

No lo puedo ver como justicia hacia el partido porque si se trata de un acto que pretende ser de “mea culpa” que intenta congraciarse con el electorado llega demasiado tarde y lo único que logra es acrecentar la molestia y el encono de los ciudadanos en contra de los políticos y los partidos.

Es entonces una venganza con el único propósito de cobrar afrentas del pasado, sin importar el presente y mucho menos la imagen y futuro del PRI.

Si lo que quieren es lavarle la cara al partido deberían incluir en su exigencia a muchos otros que formaron parte de esos gobiernos, no sólo exfuncionarios, sino también a quienes todavía hoy ostentan cargos públicos. ¿Le van a entrar?

Al margen de las denuncias internas, la sociedad tomó ya una decisión desde hace mucho tiempo y los males del PRI no se quitan expulsando de sus filas a una persona; si de verdad fuese un acto de justicia con la intención de renovarse de fondo se exigiría una renovación total, una purga completa, porque no es una, son muchas las manzanas podridas en esa caja.

Finalmente, no es en la mesa de un lujoso restaurante de un hotel en San Pedro cómo se demostrará esa nueva faceta del PRI que busca recuperar la confianza ciudadana; la justicia es otra y está en la calle, en las colonias y barrios, está en los actos del Congreso, en las acciones de los gobiernos que encabezan, está en cada uno de los priistas comprometidos que buscan el beneficio de la comunidad y no sólo montarse en la ola para cobrar venganzas.

Benjas, Abel y Felipe me conocen, no de ahorita sino de hace muchos años y saben que tengo razón. No es venganza sino justicia lo que el PRI necesita para retornar al camino perdido, porque el daño real y verdadero no fue a los priistas, sino a la sociedad entera.

Justicia, no venganza, aunque sea muy fácil confundir un término con el otro.

LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web