La Carpeta:
1 de 10
 
Si hay una cultura innovadora, es la japonesa. Desde que se les ocurrieron los videojuegos, el sexo ha sido parte importante de su esparcimiento comunitario y, por ello, después de inventar el “air guitar”, les dio por hacer el “air sex”.
cecilia rosillo
febrero 14, 2015, 9:30 am

Si hay una cultura innovadora, es la japonesa. Desde que se les ocurrieron los videojuegos, el sexo ha sido parte importante de su esparcimiento comunitario y, por ello, después de inventar el “air guitar”, les dio por hacer el “air sex”.

Tal cual la traducción es sexo de aire y trata de simular tener relaciones sexuales con una persona inexistente, frente a un público que aclama o abuchea la actuación.

Obviamente, gana quien finge mejor llegar al orgasmo acariciando, lamiendo y besuqueando... el aire.

El “sex air” se realiza con ropa y de manera individual sobre el escenario, frente a un público. Se deben actuar prácticas eróticas como sexo oral, penetración por detrás, besos, caricias de todo tipo y, por supuesto, la mayor cantidad de posturas sexuales.

Es un ejercicio erótico de mímica donde el participante debe demostrar muy claramente a los demás sus habilidades sexuales… con el aire.

Esta práctica fue inventada en el año 2006 por un grupo de hombres solteros y sin novias. Se dice que se le ocurrió a J. Taro Sugisaku y de ahí corrió “como hilo de media” hacia bares y centros de diversión nocturna, hasta llegar a Nueva York en el año 2009, causando furor.

El internet ha sido un medio muy eficaz para propagar el “sex air” a tal grado que se inventó el campeonato mundial en Nueva York en ese año.

Esta competencia se conoce oficialmente, a nivel internacional, como “Air sex world championship”, concurso que galardona al participante que mejor finge tener una relación sexual.

Las reglas: Se tienen dos minutos para la actuación. Si hay simulación de juego previo, entra en este tiempo.

La persona no se puede quedar completamente desnuda.

Todo debe de ser fingido (no se vale masturbarse, por ejemplo).

Los primeros en escoger quién pasa a la final son los jueces, que son miembros de la organización; artistas, periodistas o comediantes. Luego es el público quien decide qué actuación ha sido la más convincente o le ha gustado más.

El premio es poder participar en el concurso regional o pasar al mundial. Después de esto… no hay más. Sólo ser reconocido como la persona que mejor finge tener sexo con otra.

Así pues, la única gracia de esto es saber gesticular y convencer a un grupo de morbosos de que se está teniendo el mejor sexo de la vida.

Kamasutra

Sirena Voladora

Él se sienta en una silla. Ella se monta a horcajadas, echando su cuerpo hacia atrás, con la cabeza reposando sobre un almohadón. El hombre la penetra haciendo un movimiento de vaivén y acariciándole los senos.

Esta postura es bastante acrobática y exige una cierta agilidad por parte de ambos.

Candelabro

La mujer se acuesta sobre la espalda, con una almohada bajo la cabeza y la pelvis elevada sobre un almohadón al borde de la cama. Él se arrodilla en la cama, mientras ella eleva sus nalgas para que su compañero la penetre, acariciándole las nalgas y la zona interna del muslo, una zona muy erógena.