La Carpeta:
1 de 10
 
Las víctimas de violación no suelen contar sus historias. Probablemente en todo el país hay miles de casos que nunca son denunciados porque corren el riesgo de provocarle un doble daño. Primero la violación, después la estigmatización
Staff
junio 8, 2012, 10:23 am
Cronista de Guardia

Andrés Lajous

El Universal

Es un poco sorprendente encontrar pocas cosas escritas sobre violaciones a mujeres en nuestro país.

La violencia sexual se ha vuelto un foco de atención gracias al activismo de grupos feministas, y en particular el feminicidio invade para bien la agenda pública, pero la violación de mujeres no parece ser parte de los reflectores. Las víctimas de violación no suelen contar sus historias, la prensa suele ser cuidadosa y no divulga detalles de las denuncias. Probablemente en todo el país hay miles de casos que nunca son denunciados porque corren el riesgo de provocarle un doble daño a la víctima.

Primero la violación, y después la estigmatización.

La violación es probablemente uno de los crímenes que mejor refleja la desigualdad de poder entre hombres y mujeres. También hay violaciones a hombres, aunque suelen ser menos comunes. En buena parte del mundo durante siglos la violación no era un delito en contra de las mujeres víctimas, sino en contra de sus padres o hermanos. La “disponibilidad sexual” de la mujer era parte del capital de las familias, con la que se negociaban matrimonios y bienes. Quien violaba robaba. Las leyes así trataban a los violadores, como al ladrón.

En la prensa reciente no encuentro notas con mucha más información que las de sus encabezados; “Drogadicto detenido por intento de violación, “10 datos del ‘modus operandi’ del violador de Ecatepec”, “Capturan a policías acusado de violación”, “Cae banda de robo y violación de mujeres en taxis”, “Aumentan violaciones contra mujeres en Taxis del DF”, “Policía es acusado de violar y atacar a mujeres”. No son muy distintas a las que el clásico de Botellita de Jeréz (y después el cover de Café Tacuba) dejara en el registro cultural hace años como un macabro homenaje a la revista Alarma!: La Lola, su historia lloró/ y auxilio al tira imploró/ el azul sonriendo la miró / qué creen que fue lo que pasó / siguiola, atacola, golpeola, violola, matola con una pistola.

No sé si sería del todo deseable conocer más detalles de estas historias. No sé cuál sería la mejor forma de contarlas en primera persona, o si mejor hace falta revelarlas vía ficción. No sé por qué la discusión pública no es tan sensible a las denuncias de violación como lo es a otros delitos como el robo de vehículos. Me viene a la mente la película Perfume de Violetas (2000) en donde cuentan cómo una adolescente lidia con haber sido violada en un microbús en la ciudad de México. No me vienen muchas referencias culturales populares más.

Según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (siempre hay que tomarlos con cuidado), en el año 2000 el Edomex y el DF tenían casi la misma tasa de violaciones por cada 100 mil habitantes: 17. Sin embargo a partir de ese año los cambios en las cifras toman rutas opuestas. Entre 2001 y 2011 el DF tiene un pico en 15 violaciones por cada 100 mil habitantes, y después desciende por abajo del promedio nacional a 13 en 2011. En contraste en el Edomex el pico es 20, y la última cifra pública está en 19 violaciones por cada 100 mil habitantes. En todo el país la tasa, desde hay que datos publicados se ha mantenido relativamente estable. ¿Por qué no se ha reducido? Considerando que estas dos entidades comparten una enorme zona metropolitana resulta casi un experimento natural compararlas.

Pueden haber diferencias en la infraestructura y diferencias en la gestión de la seguridad pública. A esto se le pueden sumar fenómenos demográficos. Sin embargo no estaría nada mal que aprovechando que hoy Enrique Peña Nieto es candidato presidencial, y estas cifras incluyen los datos durante su gestión en el Estado de México, nos explique: ¿qué hizo en su gobierno para reducir la tasa de violaciones? ¿qué funcionó y qué no funcionó? ¿por qué las leyes aprobadas en temas de género no parecen haber reducido la violencia en contra de las mujeres?

Comentarios:  http://andreslajous.blogs.com y http://twitter.com/andreslajous