La Carpeta:
1 de 10
 
Cada fotografía anula la crítica, cada abrazo, la impugnación, cada mirada es cómplice. La gran diferencia entre Ricardo Anaya y Andrés Manuel López Obrador son las fotos, esas malditas fotos. ¿Ricardo es un candidato de ruptura? Nunca.
Jose Jaime Ruiz
diciembre 11, 2017, 2:52 pm

Desde El Financiero, un apaciguado Jorge Castañeda no sólo celebra al Por México al Frente, también se atreve a arrodillarse ante el autoritarismo cupular de las dirigencias del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano. Ya no existe tabla rasa, "acrítico", Jorge festina lo que condena en la candidatura de José Antonio Meade, en la candidatura de Andrés Manuel López Obrador. La lambisconería lo habita, ¿no que no?: "Ojalá se incorporen muchos y de manera pública y abierta, y sobre todo, en los cuartos de guerra, círculos de decisión o comandos de campaña (según la jerga chilena que tanto le gusta a Anaya)".

En el sistema político mexicano todos los gatos son pardos. Cada fotografía anula la crítica, cada abrazo, la impugnación, cada mirada es cómplice. La gran diferencia entre Ricardo Anaya y Andrés Manuel López Obrador son las fotos, esas malditas fotos. ¿Ricardo es un candidato de ruptura? Nunca. Si es candidato o si será candidato es por la traición: "En el baile del poder, el traidor encabeza la danza".

Las fotos, las malditas fotos.

A la sombra de Felipe Calderón:

A la sombra de Enrique Peña Nieto:

A la sombra de Luis Videgaray:

Palmas con José Antonio Meade:

Fotografías de Internet. La historia, con minúsculas, no absuelve, absorbe. La incongruencia moral. La incoherencia política. Ustedes, los de entonces, siguen siendo los mismos.

Las fotos, la evidencia, la prueba del ácido. El Carbono 14 no se equivoca, ni con los nuevos ni con los antiguos.

LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web