La Carpeta:
1 de 10
 
Pero, ¿cómo reaccionarías en caso de que el piloto o una azafata te prohibieran subir a una aeronave simplemente porque a ellos no les gusta tu aspecto físico o porque consideran tu vestimenta poco adecuada para viajar?
Staff
junio 23, 2012, 9:49 pm

Llevar exceso de equipaje, portar algún objeto o arma que ponga en peligro la seguridad de los demás, llevar líquidos o alimentos guardados en la bolsa, no identificarse correctamente o no llevar el pase de abordar son algunas de las cosas por las cuales la tripulación de una compañía aérea pudiera negarte el acceso a un avión.

Pero, ¿cómo reaccionarías en caso de que el piloto o una azafata te prohibieran subir a una aeronave simplemente porque a ellos no les gusta tu aspecto físico o porque consideran tu vestimenta poco adecuada para viajar?

Seguro que harías un coraje de los mil demonios. Pues bien, aunque no lo creas, eso le sucedió a una mujer en Nueva York, a quien una compañía aérea le hizo la vida imposible únicamente por no cumplir con sus lineamientos de etiqueta.

De acuerdo con “clarin.com”, una chica a quien únicamente se le ha identificado como "Avital" se alistó muy temprano para estar a las seis de la mañana en punto en el aeropuerto de Las Vegas para tomar un vuelo rumbo a Nueva York.

Debido al calor que se siente en la llamada "Ciudad del Pecado", esta mujer llevaba puesto un vestido de algodón en color negro, sin mangas, y así hacer de su viaje una experiencia placentera y no agobiarse por las altas temperaturas.

Al llegar a la puerta de abordar de la sala correspondiente a Southwest Airlanes, "Avital" se llevó tremenda sorpresa cuando los encargados de la empresa le negaron el acceso al avión, argumentando que su vestido no era propio para viajar, ya que éste tenía un escote bastante inapropiado.

Después de discutir durante varios minutos con los encargados de la compañía aérea, la mujer finalmente pudo abordar la nave que la llevaría de regreso a Nueva York. "El avión no se estrelló y mi escote no interfirió en nada", comentó irónicamente la afectada hace unos días, en una entrevista para un sitio de internet.

"Avital" también dijo que le parecía bastante incongruente la manera en cómo reaccionó el personal de Southwest Airlanes, ya que un compañero de vuelo llevaba puesta una playera con un condón real, pegado detrás de un plástico transparente y él, sin problemas, pudo abordar, publica “abc.es”.

Tras el escándalo, los directivos de Southwest le han pedido una disculpa pública a esta mujer, e incluso le han ofrecido el reembolso del costo del vuelo a manera de indemnización, aunque un portavoz recordó que cuando alguien adquiere un billete en esta compañía, entre las indicaciones está que el personal puede llegar a impedir el embarque a una persona que vista de forma "indecente, obscena u ofensiva".

No es la primera ocasión que esta aerolínea da de qué hablar. En febrero de 2010 salió a la luz que no permitieron viajar al actor Kevin Smith, alegando que no cabía en el asiento del avión, dados sus problemas de sobrepeso.

// El Universal