La Carpeta:
1 de 10
 
De 2009 a 2012, el Senado tuvo un presupuesto que ascendió a 13 mil 305 millones de pesos. Y aun cuando los senadores aprobaron 50% de las iniciativas que les envió el Ejecutivo —la mayoría instrumentos jurídicos para la lucha anticrimen— serán recordados por la construcción de su nueva sede, cuyo costo final fue 77% más caro que el proyecto original.
Staff
junio 17, 2012, 2:26 pm

De 2009 a 2012, el Senado tuvo un presupuesto que ascendió a 13 mil 305 millones de pesos. Y aun cuando los senadores aprobaron 50% de las iniciativas que les envió el Ejecutivo —la mayoría instrumentos jurídicos para la lucha anticrimen— serán recordados por la construcción de su nueva sede, cuyo costo final fue 77% más caro que el proyecto original.

El Senado mexicano se caracterizó estos últimos años por su opacidad en el manejo del Fideicomiso 1705 —para construir su nueva sede— y de los informes de gastos.

Mientras que en Chile cualquier ciudadano, con tan solo un click en su computadora, puede saber que la senadora y escritora Isabel Allende dejó de trasladarse en una camioneta Xtrail 2003 una vez que llegó al escaño para utilizar un Station Wagon del año, gracias a la declaración patrimonial e, incluso, la declaratoria de “intereses” notariada que ella, como los otros legisladores, están obligados a publicar, en México ni siquiera es posible saber los nombres de los senadores que viajan al extranjero.

En México, según la Cuenta Pública 2010, el precio de la nueva sede del Senado fue de 3 mil 100 millones de pesos. El inmueble debió entregarse concluido en marzo de 2011, sin embargo, hasta el momento esto no se ha concretado de manera definitiva, y persisten las fallas y adecuaciones que deben solventarse.

La nueva sede —según la Auditoría Superior de la Federación (ASF)— no cuenta con un servicio funcional de elevadores y tiene varias fallas en términos de Protección Civil, como falta de material antiderrapante en rampas y escaleras, algunos peldaños son más grandes que otros, no hay señalización de salidas de emergencia ni sistemas de alarma, por mencionar algunas fallas.

Los senadores de esta Legislatura demostraron interés “por participar en foros internacionales”, es decir, por viajar al extranjero.

De acuerdo con distintos informes de la Tesorería del Senado, durante el primer trimestre de este año se erogaron alrededor de 16 millones de pesos en 15 viajes nacionales y 24 internacionales.

De enero a septiembre de 2011, los senadores realizaron 57 giras en el país y 75 internacionales, los cuales implicaron un gasto por 37 millones 952 mil pesos.

En 2010 se gastaron 655 millones, según la partida 3800 con el concepto “Servicios Oficiales”, en viajes, foros, convenciones, reuniones y congresos de trabajo legislativo de carácter nacional e internacional, cuotas y aportaciones para organismos internacionales, viáticos y pasajes de comisiones oficiales, así como en cupones y pasajes locales para los senadores.

La partida 3900, que aparece en el informe oficial del Senado correspondiente al primer trimestre de este año, y que suma 214 millones 700 mil pesos, incluye gastos para viajes.

Esta bolsa también incluye asignaciones a los grupos parlamentarios y comisiones legislativas para pagos de consultorías, estudios, investigaciones y asesorías, personal de los grupos, gastos de comunicación social, impresión y publicación de informes, entre otros.

Entre los destinos a los que los senadores viajaron destacan Singapur, Japón, Suiza, Brasil, Francia, Colombia, España, Paraguay, Perú, Alemania, Rusia, India, China, Italia, Chile y República Checa, entre otros. Todos estos viajes fueron reportados por los legisladores como “comisiones de trabajo” y de carácter oficial.

Salarios

De acuerdo con el “Manual de percepciones de los senadores y servidores públicos de mando”, publicado 21 de febrero pasado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), cada senador tiene una dieta neta mensual de 127 mil 20 pesos.

Ganan diariamente poco más de 4 mil pesos, es decir, 66 salarios mínimos por día. De acuerdo con el portal de la Secretaría del Trabajo, un joven con licenciatura aspira a un pago mensual de 12 mil pesos, mientras que un obrero mexicano recibe menos de un salario mínimo diariamente.

Además, los senadores tienen un seguro de vida institucional por 5 millones de pesos, 40 meses de dieta bruta, así como un seguro de gastos médicos mayores mensual por 89 mil 730 pesos.

Los senadores también reciben otros apoyos económicos, principalmente por concepto de viáticos y teléfonos.

Cada mes, los grupos parlamentarios reciben un total de 33 millones 390 mil pesos, recursos que son distribuidos de acuerdo con los lineamientos de cada fracción legislativa.

Mensualmente también reciben una partida de asignaciones a comisiones legislativas, que asciende a poco más de 14 millones 375 mil pesos.

En naciones latinoamericanas como Paraguay, Ecuador, Bolivia y Venezuela los senadores no tienen un sueldo superior al equivalente a 50 mil pesos mensuales, incluidas sus prestaciones.

ELEVADOS GASTOS

•La nueva sede del Senado tuvo un costo total de 3 mil 100 millones de pesos, 77% mayor al presupuesto original.

•Los legisladores hicieron 15 viajes nacionales y 24 internacionales durante el primer trimestre de este año, con un costo de 16 millones de pesos.

•De enero a septiembre de 2011, los senadores realizaron 57 giras en el país y 75 internacionales, con un gasto de 37 millones 952 mil pesos.

•En 2010, con el concepto “Servicios Oficiales”, se gastaron 655 millones en viajes, foros, convenciones, reuniones y congresos de trabajo legislativo de carácter nacional e internacional.

// El Universal