La Carpeta:
1 de 10
 
.
Staff
junio 7, 2018, 8:49 am

Momentos de angustia al pensar que moriría, fue lo que sufrió un obrero al ser privado de su libertad, por hombres armados en el municipio de García.

Los sicarios lo mantuvieron secuestrado por espacio de dos horas, tiempo en el cual fue torturado, para que confesara para qué grupo de la delincuencia organizada trabajaba.

Afortunadamente, al comprobar que se habían equivocado de persona, decidieron liberarlo en un predio baldío.

El afectado se identificó como Juan Alfredo Ruiz Quesada, de 31 años, quien tiene su domicilio en la Colonia Valle de Lincoln.

El lesionado dijo que se dirigía a su casa en García, cuando vio que se detuvo un Tsuru blanco y bajaron cuatro hombres que lo sometieron.

Según explicó, lo subieron al asiento trasero del vehículo y lo pasearon por unas dos horas, tiempo en el que lo golpearon y amenazaron de muerte.

Aseguró que uno de los delincuentes le colocaba constantemente una pistola en la cabeza mientras lo interrogaba sobre su nombre y actividades, ya que querían saber si vendía sustancias prohibidas.

Los sujetos lo golpearon en varias ocasiones provocándoles lesiones de consideración.

Fue hasta ese momento, que decidieron abandonarlo, en un predio baldío ubicado en el cruce de Camino al Pastizal y Venus, en el Barrio Estrella.

Vecinos del sector que cruzaron por el lugar, escucharon los lamentos del afectado y llamaron a las autoridades.

Unidades de Fuerza Civil llegaron al sitio, donde dialogaron con el afectado y al verlo mal herido, solicitaron la presencia de los puestos de socorro.

El lesionado fue atendido por paramédicos de la Cruz Roja y lo trasladaron al Hospital de Zona No. 21 del IMSS, donde fue internado.

Aunque realizaron un operativo en la zona, donde se colocaron filtros de revisión de vehículos, hasta el momento no ha sido posible dar con los responsables.

// El Porvenir