La Carpeta:
1 de 10
 
Ojalá Carmen se olvide ya de sus fobias para que, cuando cuestione a competidores, deje de ver la paja en el ojo ajeno teniendo una viga en el propio.
Federico Arreola
septiembre 28, 2018, 11:55 am

Se supone que hoy Carmen Aristegui anuncia, en una conferencia de prensa, que pronto estará de nuevo en la radio comercial, seguramente cada mañana. Ojalá así sea. Si lo hace 4 serán sus principales retos:

1. El rating

Deberá trabajar bastante para superar a los habituales líderes de la radio informativa mexicana, a saber: Ciro Gómez Leyva, Óscar Mario Beteta, Joaquín López-Dóriga y Denise Maerker, de Radio Fórmula, y Adriana Pérez Cañedo, de Stereo Cien.

En su larga temporada en MVS Noticias, la señora Aristegui en ningún momento logró superar el rating de Gómez Leyva, pocas veces el de López-Dóriga, Maerker y Pérez Cañedo y, hasta donde recuerdo, solo una vez estuvo en segundo lugar con mejor audiencia que Beteta.

Le costará trabajo superar a los mencionados. Desde luego, a Carmen le sobran talento y capacidad periodística para lograrlo, pero no será sencillo que lo haga: sus competidores también tienen oficio.

2. Demostrar que no es vocera de nadie, menos aún de López Obrador

Seguro estoy de que Carmen Aristegui es una periodista independiente y de que no regresará a la radio, si efectivamente ello ocurre, porque así lo haya decidido o negociado el presidente electo de México.

Hoy, en La Jornada, Julio Hernández dice que “esta probabilidad radiofónica no tiene ninguna relación con el peculiar anuncio hecho en su momento por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en el sentido de que buscaría ayudar al regreso de Aristegui y de José Gutiérrez Vivó a la radio comercial. Oferta y negociación para este tipo de radiodifusión ya se habían producido antes de esa declaración del político tabasqueño”.

Seguramente Julio tiene información correcta y el retorno a la radio de Carmen Aristegui nada tiene que ver con aquel anuncio de AMLO. Pero mucha gente opina lo contrario. A ella le corresponderá probar con periodismo crítico, y creo que lo hará desde el día de su debut, que más que vocera de Andrés Manuel, será una verdadera molestia para su gobierno.

3. Ejercer su libertad independientemente de criterios comerciales

Este otro reto de Aristegui también lo comenta Julio Hernández en su columna de La Jornada: “Por delante tendrá la periodista varios retos si regresa a la radio abierta. Desde luego, la conservación de una libertad periodística por encima de criterios empresariales o de comercialización. El grupo radiofónico que acogiera a Aristegui estará aceptando esa libertad que Carmen defiende por encima de todo”.

Supongo que será el reto más sencillo de superar para Carmen Aristegui. El radiodifusor que ya la haya contratado debe estar seguro de que ganará anunciantes por el buen rating que ella tendrá, pero que inevitablemente perderá a los mismos anunciantes si acaso alguno se equivoca y merece que la periodista lo ponga en su lugar.

A pesar de ello, la ganancia para el radiodifusor que contrate a Carmen será mayor a la perdida de contar con una periodista tan crítica.

4. Hacer a un lado sus fobias

Me dicen que Carmen se enojó conmigo porque escribí que ella no tenía autoridad moral para criticar a Televisa por el caso de la inexistente niña Sofía que no murió ni fue rescatada con vida de una escuela destruida durante los sismos.

Carmen en su sitio de internet hizo lo mismo que Televisa y que el resto de los medios y periodistas mexicanos: dio por viva entre los escombros a una niña que no existió. Confusión de muchos, consuelo de… todos.

Pero como Carmen Aristegui trae pleito con Televisa desde hace años, solo cuestionó por el anterior error a la televisora.

Publiqué un par de videos en los que Aristegui hablaba de la niña inexistente y creo que caí mal a los seguidores de la gran periodista y aun a la propia Carmen. Ni hablar.

Ojalá Carmen se olvide ya de sus fobias  para que, cuando cuestione a competidores, deje de ver la paja en el ojo ajeno teniendo una viga en el propio.