La Carpeta:
1 de 10
 
Queriendo como siempre, parecer del pueblo, olvidó que ahora, como peón de AMLO, el contexto le impusó un bozal obligado por la circunstancia.
Carlos Chavarria
noviembre 30, 2018, 7:50 am

No cabe duda que ser investigador y editorialista de la historia no produce sabiduría en quién ejerce tan noble oficio.

A pesar de tantos años de vivir de su tarea de facilitador y animador de los relatos históricos parece que Taibo no aprendió nada de lo que se supone que leyó en sus largos años de trabajo intelectual.

Queriendo como siempre, parecer del pueblo, olvidó que ahora, como peón de AMLO, el contexto le impusó un bozal obligado por la circunstancia.

Su muy cruda y directa referencia obscena me obliga a preguntarme ¿a quién se la metió doblada? ¿A los que están torciendo la ley, absurda o no, para que ocupe algo que no se ganó? ¿A los críticos tribales que del PRD se pasaron a MORENA según la conveniencia del momento?

Qué lástima que un tipo simpático, porque es simpático, medio bufón a veces, pero simpático, ahora empiece a comportarse como si fuera dueño de la voluntad, no solo de López, sino de todo el mundo.

Quién sabrá qué tipo de fantasías cultivó en sus lecturas diversas de la historia, o que historias leyó,  que ahora se piensa en libertad para ofender y burlarse de la investidura presidencial al suponer que de cualquier manera con un “edicto” y ya, se le nombre encargado del despacho del FCE, un empleo que ni siquiera le interesa.

Taibo no es sino uno más del montón de oposionistas de abolengo, así como todos los experredistas, a los que tuvo que convencer AMLO para aglutinarse en MORENA, pero está claro que les ofreció libertad absoluta para meter la pata y mantener sus discursos acostumbrados, so pena de que al sacarlos de confort intelectual típico se pierdan como lo están demostrando.

No lo digo tanto por la puntada de Taibo, que al fin el pueblo somos mas creativos y procaces, lo digo porque MORENA más parece una parvada de cuervos en la que todos andan con sus graznidos a soto voce pero en tonos distintos formando un coro aleatorio sin sentido.

De verdad que López debe ser muy buena persona, ha aguantado todas las zancadillas de sus propios engendros. ¿El pueblo es tan bueno?