La Carpeta:
1 de 10
 
Ernesto Canales pavimentó el camino para que Rodrigo no se presentara pero, al mismo tiempo, blindaron a Rodolfo contra cualquier acción punitiva, inclusive la de conculcarle el libre tránsito y, ahora se ve, el extesorero se asolea en la Isla, Rodrigo tal vez ande asoleándose en algunas vacaciones caribeñas y al Bronco y a Ernesto Canales no los calienta ni el sol o, al menos, eso aparentan.
Jose Jaime Ruiz
agosto 2, 2016, 6:37 am

jjr-tubos

Javier Flores Saldívar, el exprocurador de Nuevo León y ahora abogado de Rodrigo Medina de la Cruz, le había asegurado enfáticamente al subprocurador anticorrupción del gobierno del estado, Ernesto Canales Santos, que el exgobernador asistiría a su comparecencia el 28 de julio pasado. No lo hizo.

Al extesorero Rodolfo Gómez lo vincularon a proceso por peculado, uso indebido de funciones y daño al patrimonio, indicándole que tendría que entregar su pasaporte para no salir del país.  No lo hizo. En días pasados se le ve tan campante en la Isla del Padre habitando los exclusivos departamentos del Lighthouse Condominiums.

Rodrigo y Rodolfo no sólo ejercen la impunidad, más aún: la exhiben. Y exhiben la ingenuidad o connivencia de Ernesto Canales porque, ¿qué fiscal en cualquier parte del mundo le cree al abogado que defiende corruptos? Y, por otro lado, ¿cómo que Ernesto no tiene información de que Rodolfo tiene un amparo que le garantice el libre tránsito? Al fiscal anticorrupción le están jugando el dedo en la boca.

La Subprocuraduría Anticorrupción con cerca de 80 investigadores, abogados y fiscales está siendo derrotada por dos despachos y la acción concertada de Rodrigo Medina y su equipo. Ernesto Canales presumió que Rodolfo Gómez iba a estar vinculado a proceso y, evidentemente, esa sería la ruta de Rodrigo Medina.

El problema es que, avisados de lo que sucedería, Rodolfo Gómez aceptó con gusto ser el supuesto conejillo de Indias de la Suprocuraduría para poder darle a los abogados de Medina tiempo y espacio para que lo ampararan y no presentarse ante el Poder Judicial. Tiro por culata, se decía antes. Ernesto Canales pavimentó el camino para que Rodrigo no se presentara pero, al mismo tiempo, blindaron a Rodolfo contra cualquier acción punitiva, inclusive la de conculcarle el libre tránsito y, ahora se ve, el extesorero se asolea en la Isla, Rodrigo tal vez ande asoleándose en algunas vacaciones caribeñas y al Bronco y a Ernesto Canales no los calienta ni el sol o, al menos, eso aparentan.

Ya se sabe, en el solaz de pasar tiempo, los juegos del cochambre. Catching fire!