La Carpeta:
1 de 10
 
Los Legionarios de Cristo vivieron un proceso de “refundación” luego de una larga cadena de denuncias de abusos sexuales contra menores cometidos por sus miembros; aún más, el papa Francisco les otorgó en 2015 un “indulto”. Pero nada de eso parece importar: ya hay otro legionario acusado en Italia de pederastia. Miembros de esta congregación ofrecieron a la víctima y a su familia dinero a cambio de su silencio. Ahora están acusados de “intento de extorsión”.
Staff
junio 29, 2018, 12:18 pm
Fotografía publicada en Proceso perteneciente  a AP
 

Los Legionarios de Cristo están otra vez en líos legales: varios de sus miembros son acusados en Italia de “intento de extorsión” y uno de ellos, el exsacerdote Vladimir Reséndiz Gutiérrez, de pederastia.

Al parecer de poco sirvió el proceso de refundación que, a instancias del Vaticano, esta congregación realizó tras los escándalos de abusos sexuales contra menores en que se vio envuelta; tampoco habría sacado provecho del indulto que Jorge Bergoglio, el papa Francisco, le brindó en 2015.

El legionario Reséndiz Gutiérrez –a quien el Vaticano despojó de los hábitos en 2013– es actualmente juzgado en la ciudad italiana de Novara por abusar sexualmente de varios menores, según revelaron diversas fuentes y decenas de páginas de documentos que Proceso pudo revisar.

“El juicio en Italia contra Reséndiz Gutiérrez es emblemático, puesto que las demandas en su contra se refieren a abusos que ocurrieron entre 2007 y 2008”; es decir “poco después de la condena pública” que Benedicto XVI lanzó en 2006 contra Marcial Maciel, el fundador de los Legionarios, la cual “dio inicio al proceso de renovación de este grupo”, observa Francesco Zanardi, fundador de la asociación Rete L’Abuso, que apoya a las víctimas del antiguo sacerdote.

Según la demanda penal contra Reséndiz, éste habría abusado sexualmente y de manera reiterada de dos menores: uno austriaco y otro italiano, de madre española. Ambos afirman que los hechos ocurrieron cuando Reséndiz era responsable de la disciplina en el seminario que la Legión de Cristo tiene en Gozzano, un reposado pueblo de 5 mil habitantes en la región de Piamonte, en el norte de Italia.

// Proceso