La Carpeta:
1 de 10
 
Gracias a su papel en Ingobernable, serie que le permitió regresar con fuerza a la televisión tras meses de enorme polémica, Kate del Castillo aparece nominada en los Premios Platino, aunque la actriz mexicana señaló que los galardones "no son más que una ayuda al ego".
Staff
abril 11, 2018, 6:03 am

Gracias a su papel en Ingobernable, serie que le permitió regresar con fuerza a la televisión tras meses de enorme polémica, Kate del Castillo aparece nominada en los Premios Platino, aunque la actriz mexicana señaló que los galardones "no son más que una ayuda al ego".

Tengo un cariño especial a los Premios Platino, pero en realidad los premios no son más que una ayuda al ego. Todos queremos, de una u otra manera, ser reconocidos en cualquier ámbito, en cualquier trabajo que hacemos", dijo la artista.

"Y es una bonita motivación, además increíble con todas las chicas con las que estoy nominada, pues me hace sentir importante, me llena de humildad y me da mucha alegría", agregó.

Del Castillo, candidata al galardón a mejor actriz de una serie de televisión, será una de las protagonistas de la quinta edición de los Premios Platino del Cine Iberoamericano, que se celebrará el próximo 29 de abril en la Riviera Maya.

La cinta chilena Una mujer fantástica lidera con nueve candidaturas los reconocimientos que promueven EGEDA (Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales) y FIPCA (Federación Iberoamericana de Productores Cinematográficos y Audiovisuales).

Del Castillo consideró que la suya no es una nominación para su trabajo sino "un apapacho (abrazo) para toda la gente" de Ingobernable.

Además, subrayó la trascendencia que tienen los Premios Platino para unir a la industria latinoamericana.

"En lo personal me han dado conocimiento y me han sacado de mi ignorancia para saber todo lo que pasa en Latinoamérica.

La maravilla del cine que existe, de actores, directores, talento en general. Desgraciadamente, de nuestros países a veces no salen las películas. Y son increíbles", indicó.

La actriz rompió una lanza por el cine hispano, ya que cuenta "nuestras historias".

"Estoy viendo un cine en mi idioma y problemas con los que yo me identifico, historias con las que me identifico, seres humanos con los que me identifico de miles de maneras y no de cartón", dijo.

Tras su controvertido encuentro en 2015 con el narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán, que posteriormente la llevó a residir de manera permanente en Estados Unidos, Del Castillo explicó que el trabajo le sirvió como refugio.

No soy más feliz en ningún otro lugar que en un set. Para mí es un privilegio", argumentó.

El éxito de la primera temporada de Ingobernable, una serie de intriga en la que interpreta a la primera dama de México, permitió a Del Castillo volver por todo lo alto a la pequeña pantalla, tanto que ya se ha rodado la segunda tanda de episodios.

"Como historia está mucho más sólida, más fuerte, hay muchísima acción, y seguimos tratando los problemas de México, que es lo que me gusta mucho de la serie. Si ves 'Ingobernable' vas a ver un México real: al México poderoso, hermoso y adinerado, y también todo lo contrario", describió.

Sin desvelar grandes detalles de los nuevos capítulos, la actriz contó sus trucos para sortear que no puede rodar en México.

Antes teníamos que estar todo el tiempo cerraditos, todo era cerrado en mi cara, y yo tenía dobles. Era terrible. Pero ahora fuimos a un lugar que se parece mucho a México, que se pueden hacer tomas abiertas y no tuve ninguna doble, todo lo hice yo", apuntó.

Y entre sus proyectos más inmediatos figura también la continuación de La Reina del Sur, la serie inspirada en la novela de Arturo Pérez-Reverte que la convirtió en una estrella.

"Yo iba de la mano corriendo con (el rol de) Teresa Mendoza, sufriendo con ella al mismo tiempo, y eso me marcó mucho.

Además, es un personaje hermoso que creo que cualquier actriz querría interpretar porque tiene un poquito de todo: es totalmente antiheroína, una mujer malhablada, borracha, trafica con drogas, mata gente, se mete con hombres casados...", describió.

"Tiene todo eso pero la gente la adora porque no deja de ser víctima", agregó antes de subrayar su emoción por volver a este rol.

"Como actriz y como mujer siento que he madurado (...). Ahora me siento más segura, repuesta, como lista para la guerra", aseguró.

Por último, Del Castillo opinó sobre las elecciones presidenciales en México y sobre cómo pueden afectar a su situación:

"Esperemos que no quede el PRI, de entrada, y eso ya va a ser un gran avance", dijo.

"Desgraciadamente, tenemos los gobernantes que tenemos así que es una pena por México porque es un país hermoso. A mí lo que me ha pasado es que se me han ido quitando las ganas de regresar", señaló antes de aclarar que volverá cuando se sienta "completamente segura".

Retrata defensa a acusadora como "timadora"

El abogado de Bill Cosby arremetió fuertemente contra la acusadora del comediante, a quien calificó como una timadora cuya meta era obtener "dinero, dinero, y mucho más dinero".

En sus declaraciones de apertura en el nuevo juicio del exastro de la TV por abuso sexual, el abogado Tom Mesereau dijo al jurado que Andrea Constand no sentía atracción por su cliente pero estaba "locamente enamorada" de su fama y fortuna y que inventó las acusaciones para beneficiarse.

Agregó que "se sacó el premio gordo" cuando Cosby le pagó 3,4 millones de dólares para resolver su demanda civil por acusaciones de que el comediante la drogó y abusó sexualmente de ella en el 2004.

Los fiscales sostienen que el astro de The Cosby Show fue el que traicionó la confianza de Constand al darle píldoras y abusar de ella en su casa en un suburbio de Filadelfia. Cosby, de 80 años, enfrenta tres cargos de abuso agravado, cada uno de los cuales conlleva una pena máxima de 10 años en prisión.

El año pasado el jurado no pudo llegar a un veredicto en su primer juicio, por lo que se abrió la posibilidad de un segundo.

El fiscal de distrito Kevin Steele reveló la suma de dinero del acuerdo, hasta ahora sellada, en sus declaraciones de apertura el lunes, en un aparente intento por sugerir que Cosby no habría pagado tanto si las acusaciones en su contra fueran falsas. Mesereau, quien logró la absolución de Michael Jackson en un juicio por abuso sexual de menores en 2005, dijo al jurado que Constand estaba pasando por graves problemas financieros y tenía la esperanza de sacar provecho de su relación con Cosby.

Constand tuvo problemas con sus compañeros de piso para pagar sus cuentas y enormes deudas en sus tarjetas de crédito y dirigió un ardid financiero mientras estuvo a cargo de las operaciones del equipo femenino de baloncesto de la Universidad de Temple, donde Cosby era exalumno y miembro del fideicomiso, dijo Mesereau.

Agregó que Constand fue a la casa de Cosby al menos unas seis veces y se metió a la cama con él en un casino de Connecticut.

"Ustedes se preguntarán, ¿qué querría ella de Bill Cosby?", dijo Mesereau. "Ya saben la respuesta: dinero, dinero y mucho más dinero".

Dijo que Constand le contó su plan a una colega de Temple, Marguerite Jackson. La defensa planea convocar a Jackson como testigo y Mesereau dijo que ésta declarará que Constand - inspirada en una historia que vio en las noticias- sopesó engañar a una celebridad para demandarla y obtener dinero.

"Una timadora, eso es lo que tienen, damas y caballeros del jurado", dijo el abogado defensor. "Una timadora y lo demostraremos".

Rinde La Academia homenaje a "Groundhog Day"

La Academia de Hollywood rindió homenaje con un acto especial a Groundhog Day (Atrapado en el tiempo), la comedia surrealista protagonizada por Bill Murray y Andie MacDowell que, 25 años después de su estreno, está considerada como un clásico de culto del cine estadunidense.

El teatro Samuel Goldwyn de Beverly Hills en Los Ángeles acogió un evento en el que diferentes artistas y técnicos involucrados en Groundhog Day se juntaron un cuarto de siglo después del lanzamiento de la película para contar anécdotas y para recordar de manera emotiva a Harold Ramis, director y coguionista del filme que falleció en 2014 a los 69 años.

El presidente de la Academia, John Bailey, jugó hoy un papel doble como anfitrión de la ceremonia y como invitado, ya que fue el director de fotografía de Groundhog Day.

Bailey comenzó el acto refiriéndose al uso extendido del Día de la marmota como una expresión para algo que sucede una y otra vez, tal y como le pasa en la cinta al personaje de Bill Murray.

Esta película contiene una metáfora para todo: el concepto budista del 'samsara' del continuo renacimiento, el purgatorio católico, el judaísmo, el psicoanálisis", comentó con ironía sobre una comedia conocida por sus grandes dosis de humor disparatado.

Continuando con el sarcasmo, Bailey señaló que no tenía ni idea de que habían creado semejante hito sociocultural cuando, en su opinión, lo que habían tratado de hacer era "una comedia bastante directa y romántica".

El presidente de la Academia presentó a Erica Mann Ramis, la viuda de Harold Ramis, que protagonizó el momento más emotivo de la noche al recordar al director.

Les puedo contar que echo de menos a Harold tanto como en el momento en el que dejó este planeta. Y les puedo contar también que todavía no he averiguado a dónde fue. Así que no le puedo seguir hasta que ya esté yo ahí. Y pese a que le echo mucho de menos, desde luego no pienso acelerar el proceso", dijo.

La actriz Nia Vardalos moderó un debate sobre Groundhog Day en el que participaron, además de Bailey, el coguionista Danny Rubin, el productor Trevor Albert, la experta en animales Corkey Miller y el actor Stephen Tobolowsky, que en la cinta interpretó al molesto pero encantador personaje de Ned.

Rubin contó que el largometraje surgió al unir dos ideas sobre un día que se repetía hasta la eternidad y un hombre inmortal, mientras que Tobolowsky explicó que consiguió el papel por el que también competía un actor con el que compartía camerino y habitación.

Además, los ponentes detallaron las dificultades de un rodaje en el que las tomas debían ser exactamente iguales para recrear la ilusión de un día que se repetía constantemente, por lo que el tiempo, lluvioso unos días y despejado otros, era un gran inconveniente.

Miller provocó grandes risas entre el público al contar cómo fue trabajar con marmotas en un set de rodaje: "Aprendí mucho acerca de las marmotas. Muerden con mucha fuerza".

Y el debate concluyó con la aparición de una marmota sobre el escenario como tributo al animal protagonista de la cinta.

No fue la única curiosidad ya que, antes del acto, el grupo Hammerstein especializado en polkas interpretó la canción Pennsylvania Polka, una de las más conocidas del filme.

Con Bill Murray en la piel de un meteorólogo de televisión condenado a vivir eternamente el mismo día en un pueblo perdido de Estados Unidos, Groundhog Day mostraba sus aventuras para sobrevivir a esta insólita maldición mientras trataba, infructuosamente, de seducir al personaje de Andie MacDowell.

// El Porvenir / Medios