La Carpeta:
1 de 10
 
En una sociedad finalmente convertida en adolescente (Finkelkraut), el mejor afrodisíaco ya no es el poder, es el juego.
Jose Jaime Ruiz
mayo 25, 2018, 7:14 am

* La sensibilidad no está reñida con el ejercicio del poder, pero tampoco lo antecede.

* La actividad política es una actividad de descrédito.

* Desacatar las reglas del juego es destruir el juego mismo.

* Nuestros morales noticiarios se escandalizan en la noche con lo que reproducen en la mañana.

* Tolerar no es respetar.

* El Fénix viperino resurge de las cenizas represoras.

* Dar nuestra opinión no significa ser libres.

* En la navegación nunca hay cabos sueltos.

* Las ruinas dan más luz que los monumentos.

* “Buenas teorías no son solamente aquellas que siguen la realidad en su camino más o menos caótico, buscando descifrar sumas de efectos no deseados y leer en filigrana los movimientos de la historia: sino son también, y quizás sobre todo, las que anticipan la realidad, buscando proporcionar criterios de evaluación y orientar los comportamientos para dar a ellos dignidad de proyectos consciente y racional”. // Michelangelo Bovero.

* Si no se trata de equilibrar la acumulación del capital con la seguridad social entonces, ¿de qué se trata?

* Nunca pretendas abolir el odio, perderás.

* La transparencia es la madre de la turbiedad.

* El gatopardismo no es un gradualismo.

* ¿Hay que ser vivientes o sobrevivientes?

* Échate un Popper con Gramsci.

* La legitimidad es una obsesión de la democracia, no del poder.

* Hay que pensar la política desde la ferocidad.

* Las consignas cambian más rápido que los decorados.

* Negociar desde la represión es reprobable, pero no hay otro camino.

* Tu enemigo es una perla negra, búscalo con ahínco: sácalo de su concha.

* En una sociedad finalmente convertida en adolescente (Finkelkraut), el mejor afrodisíaco ya no es el poder, es el juego.

* Consumir sin consumar.

* Sin intermediarios no hay equilibrio.

* El único sacrificio azteca que importa, es sacarte tu propio corazón.

* Nada más avejentado que ser contestatario.

* Siempre trae un pañuelo a la mano para dárselo al imbécil de enfrente.

* Hay babas categóricas.

* Sé necio, cambia de opinión.

* El combate como eucaristía.

* Tu santo patrono se llama masacre.

* Algo anda mal cuando una ley física se convierte en ley dialéctica