La Carpeta:
1 de 10
 
En un enfrentamiento entre presuntos delincuentes y elementos de la Policía Estatal y Militares, dejó un sospechoso abatido, otro lesionado y dos más detenidos, en los límites municipales de Parás y Cerralvo, Nuevo León.
Staff
agosto 9, 2018, 12:13 pm

En un enfrentamiento entre presuntos delincuentes y elementos de la Policía Estatal y Militares, dejó un sospechoso abatido, otro lesionado y dos más detenidos, en los límites municipales de Parás y Cerralvo, Nuevo León.

Los hechos se registraron alrededor de las 14:27 horas de este miércoles, lo que además llevó a un despliegue aéreo vía helicópteros, por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional, en la zona de la agresión.

Además donde fueron agredidos los efectivos, en dirección de Parás a Cerralvo, se registró una intensa movilización de las autoridades, ante la posibilidad de que se registraran otros enfrentamientos.

Antes de la agresión los elementos se encontraban en recorridos de rutina por diversos municipios de esa parte del estado de Nuevo León, momento en que efectivos de la Policía Rural visualizan una camioneta Durango en color blanco, sin placas de circulación, a la cual le marcan el alto, sin embargo el conductor hace caso omiso a la indicación.

Las autoridades inician la persecución de los sospechosos, además de pedir el apoyo de otros efectivos de la corporación.

La persecución llegó hasta una brecha, sitio en el cual los policías fueron agredidos a balazos, por lo que repelieron la agresión.

Luego de los hechos, y como saldo preliminar, trascendió que en el enfrentamiento uno de los sospechosos fue abatido, otro herido y dos presuntos delicuentes detenidos a manos de elementos militares en los límites de los municipios mencionados.

Más tarde arribó el personal de la Agencia Estatal de Investigaciones, así como del Instituto de Criminalística y Servicios Periciales de la Fiscalía General del estado de Nuevo León, para tomar conocimiento.

En los hechos las autoridades no informaron de personas que se habrían dado a la fuga tras lo sucedido, pero se realizaron recorridos tanto por aire como por tierra en busca de más personas involucradas con los rijosos.

// El Porvenir