La Carpeta:
1 de 10
 
.
Staff
agosto 15, 2016, 8:44 am

NORBERTO RIVERA

La propuesta del presidente Enrique Peña Nieto del matrimonio homoparental debe ser evaluada considerando ‘‘todos los aspectos legales sensibles a la familia’’; además, el Estado no debe ceder a presiones internacionales para favorecer a grupos de poder o a organismos extranjeros que acatan determinada agenda, pues de ser así, México estará sometiendo su derecho soberano a legislar, expuso la jerarquía de la Iglesia católica.

En el artículo titulado ‘‘Matrimonio gay no es un derecho’’, publicado en el semanario Desde la Fe –órgano oficial de la Arquidiócesis Primada de México–, se insiste en que la iniciativa presidencial respecto del matrimonio homoparental en su exposición de motivos tiene serias deficiencias de ‘‘técnica jurídica y de argumentación legislativa que ignoran muchos elementos de derecho familiar’’.

La propuesta, abunda, ‘‘se vale’’ sólo de los criterios de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que ‘‘usaron a modo los conceptos de libertad, discriminación y desarrollo de personalidad, sin tomar en cuenta un todo en cuanto a relaciones familiares’’.

Refiere que no se consideraron el derecho comparado y los tratados internacionales sobre derechos humanos de los que México es firmante. ‘‘En ellos no se dice que el matrimonio sea derecho de lesbianas y homosexuales’’, asentó (La Jornada).

// Medios

LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web