La Carpeta:
1 de 10
 
Implementar medidas sencillas basta para mejorar la rentabilidad y los beneficios económicos de las empresas…aún en tiempos electorales.
Staff
junio 11, 2012, 8:35 am
Los Especialistas

Por José Mario Rizo Rivas

cartera@eluniversal.com.mx
El Universal

Estas son las medidas que permiten mantener el control de las corporaciones independientemente de su tamaño o giro.

Conocer la empresa y su estructura. Es importante recopilar información necesaria que permita conocer detalladamente todas las actividades y funciones realizadas por las diferentes áreas de la empresa. Así se podrá evaluar y mejorar la funcionalidad y contribución del personal, interactuar con otros departamentos y lograr el impacto económico que esto podría generar a la organización.

Se necesita una descripción de puestos donde se estudian y determinar los requisitos, responsabilidades y condiciones para desempeñarse adecuadamente.

Eliminar activos innecesarios. Existen activos utilizados por el personal como muebles, equipo de cómputo, maquinaria, equipo de transporte, entre otros, que no son necesarios para la realización de las actividades principales de la empresa y que representan una pérdida de recursos e incremento en los gastos de operación, por lo que bien podría prescindirse de ellos.

Hay muchos otros activos que no son explotados al máximo y que representan una subutilización de recursos que podrían reasignarse.

Evitar los robos. El robo hormiga ocasiona pérdidas de entre 30% y 35% en empresas de cualquier tamaño y que pueden disminuir hasta en 10% el inventario de las organizaciones. El robo hormiga es un delito cometido al interior de las empresas por los propios trabajadores, visitantes o proveedores, lo que dificulta su detección oportuna.

Es importante fortalecer el control de los inventarios y activos físicos para evitar desvíos de los recursos de la empresa. Algunas opciones para mejorar la seguridad de la empresa y el control de inventarios son:

Instalar cámaras de circuito cerrado.

Manejar áreas restringidas.

Contar con políticas de inspección.

Utilizar sellos de seguridad.

Manejar perfil de los empleados.

Personal de seguridad en áreas susceptibles al robo.

Generar ideas e innovar. Es importante que la compañía esté preparada ante los constantes cambios del mercado. La innovación va de la mano con el éxito, y puede ser en toda la empresa, desde el desarrollo de nuevos productos o servicios, la automatización de ciertos procesos para efectos de simplificar las funciones hasta la manera de mantener a sus empleados motivados y satisfechos.

Conformar una empresa consciente. La empresa consciente mantiene motivados a sus empleados para que se comprometan a cumplir sus tareas y sobrepasar sus límites, así como evitar que se tenga una mala percepción de los niveles jerárquicos más altos.

Considerar riesgos. No importa si la empresa es nueva en el mercado o se encuentra posicionada dentro del mismo. Es importante que se cuentes con una gestión y control de riesgos eficiente que se traduce en un beneficio económico importante. Es esencial contar con un seguro para los activos.

Analizar la información. Si bien es cierto que la información fluye en enormes cantidades, es necesario estar al pendiente de ciertos indicadores que señalan la situación actual del negocio.