La Carpeta:
1 de 10
 
Las agencias de publicidad no entienden: la existencia del periodismo sólo existe si hay una separación entre el área de ventas y el área editorial. Este viernes SDPnoticias ha dado el primer paso en la defensa de la libertad de expresión no frente a los gobiernos y su capacidad de cooptación, sino frente a ese otro poder fáctico de la publicidad privada.
Jose Jaime Ruiz
noviembre 17, 2018, 6:46 am

“Somos parte de WPP, el grupo mundial más grande de publicidad, y GroupM, el mayor grupo de agencias de medios en el mundo.

“(…) Nos llamamos Mindshare porque creemos en el poder de la colaboración a través de las fronteras, los clientes y socios. “(…) ¿Y qué significa todo esto?

“Significa que rompimos las reglas, que pensamos, no una, ni dos, sino varias veces, hasta que sabemos que hemos encontrado la mejor idea para expandir los negocios de nuestros clientes.

“Significa que entendemos bien las marcas, los mercados y los medios de comunicación, pero aún más importante que ello: entendemos a la gente y buscamos transformar los retos de marketing en éxito de negocios.

“(…) Somos  Mindshare.

“Y estamos orgullosos de serlo.

Esa es la agencia de publicidad que trató de censurar la libre expresión que, por regla periodística, mantiene SDPnoticias. No pudieron. No podrán. BBVA Bancomer se deslindó de la cancelación de la pauta publicitaria a este portal. En realidad yo no estoy tan seguro que no tenga vela en este desaguisado. Han de tener una gran parte de la responsabilidad, pero no lo puedo comprobar, eso es entre la agencia y la institución bancaria.

Lo relevante es desnudar cómo las agencias de publicidad manejan la línea editorial de medios de comunicación y de columnistas: pagan para que defiendan a sus clientes, no para que les “peguen”. Mindshare es el ejemplo vivo de la cooptación y de la censura. Sólo hay que ver estos mensajes:

 Y luego, la censura y la amenaza:

BBVA Bancomer aclaró, en un comunicado, su deslinde de la censura de la agencia de publicidad:

Gran parte de los medios de comunicación mexicanos han sido cooptados por la publcidad gubernamental, pero también por la publicidad privada. Es difícil ver críticas a las grandes empresas y corporativos: la pauta, la dichosa pauta se cancela. Una forma sutil a veces y, como ahora, grosera, de censura.

La libertad de expresión es uno de los derechos fundamentales. Las agencias de publicidad no entienden: la existencia del periodismo sólo existe si hay una separación entre el área de ventas y el área editorial. Este viernes SDPnoticias ha dado el primer paso en la defensa de la libertad de expresión no frente a los gobiernos y su capacidad de cooptación, sino frente a ese otro poder fáctico de la publicidad privada.

“Significa que entendemos bien las marcas, los mercados y los medios de comunicación, pero aún más importante que ello: entendemos a la gente y buscamos transformar los retos de marketing en éxito de negocios.”

Pues no, esta agencia no entiende para nada a los medios de comunicación porque la pauta no somete al periodismo. Por lo demás podemos decir acerca de todo esto, parafraseando a Neil Armstrong: “Es un pequeño paso para un medio periodístico, pero un gran salto para la libertad de expresión”.