La Carpeta:
1 de 10
 
La lucha por la gubernatura en el 2021 inicia formalmente hoy en el Congreso de Nuevo León y los diputados y sus partidos no pueden darse el lujo de perder un solo minuto en grillitas o tonterías, porque el tiempo vuela.
Francisco Tijerina
septiembre 3, 2018, 9:38 am

 

“La misión de lo políticos no es la de gustar a todo el mundo.” // Margaret Thatcher

Gritan, saltan, se “cocorean” entre ellos peleando por decir quién es mejor o más grande, quién tiene más diputados o quién decidirá sobre la administración y comisiones de la 75ª Legislatura de Nuevo León, pero en el fondo diese la impresión de que a nuestros flamantes legisladores no les ha “caído el 20” de la crucial misión que tienen a cuestas.

Los legisladores de Nuevo León tienen encima la nada sencilla misión de reivindicar, con trabajo y resultados, no con mentiras, campañitas o rollos, la existencia de los partidos políticos y el por qué deben sostener las candidaturas de las siguientes elecciones.

Ha sido su falta de resultados lo que ha dado como resultado la desconfianza ciudadana, pero también y en buena medida, la guerra sucia entre ellos y el fuego amigo interno, los que han abonado a dejar de creerles, pero ojo, principalmente a los hombres, que no a las instituciones.

Con tantas alianzas, bandazos, golpes de timón, a estas alturas ya no sabemos quién es quién ni lo que en realidad representan, porque una cosa es el ideario y estatutos y otro lo que sus dirigentes (me refiero a los reales) hacen, la mayor parte de las veces justo en el sentido inverso a lo que señalan sus documentos.

Y para conseguir este propósito tendrán, les guste o no, que hacer sinergia con el Ejecutivo Estatal, porque no les aplaudirán ni reconocerán los rechazos o bloqueos que tendrán la imagen de una grilla; deberán constituir, sí, una oposición responsable que sustente sus negativas y que anteponga en todo momento el bienestar ciudadano.

Tendrán que apoyar e impulsar a los Municipios y sus alcaldes, sin importar colores o partidos, porque en esa medida podrán enaltecer la función pública y tendrán la tarea de ser celosos y exigentes vigilantes de lo que hacen y dicen sus dirigentes partidistas a quienes deberán exigir trabajo y resultados.

La lucha por la gubernatura en el 2021 inicia formalmente hoy en el Congreso de Nuevo León y los diputados y sus partidos no pueden darse el lujo de perder un solo minuto en grillitas o tonterías, porque el tiempo vuela.

Tienen la mesa puesta, de ustedes dependerán su aprovechan la oportunidad o si tiran por la borda su futuro, junto con el de sus partidos.