La Carpeta:
1 de 10
 
La oficina de la casona de Reforma 607 tiene varias repisas con elefantes, de la “buena suerte”, una virgen de Guadalupe de metal y un cristo blanco de pasta. Tiene los mismos muebles que ocupó el guanajuatense, después de la elección: una mesa de juntas, una sala y un escritorio.
Staff
junio 26, 2012, 12:23 pm

La mañana del lunes, ella entra discreta al mismo despacho que utilizó Vicente Fox, mandatario electo, en el periodo de transición de 2000. Hay pocos cambios en el lugar, acaso la foto oficial del presidente Felipe Calderón.

La oficina de la casona de Reforma 607 tiene varias repisas con elefantes, de la “buena suerte”, una virgen de Guadalupe de metal y un cristo blanco de pasta. Tiene los mismos muebles que ocupó el guanajuatense, después de la elección: una mesa de juntas, una sala y un escritorio.

Fox citó en este despacho a Josefina Vázquez Mota para invitarla a formar parte de su gabinete. Ahora, el ex jefe del Ejecutivo se ha pronunciado por apoyar al “puntero”, el priísta Enrique Peña Nieto, en los comicios presidenciales de 2012. Hoy, la candidata panista tiene a su disposición la misma oficina.

Ella dice que no guarda rencores, ni contra Fox ni con los panistas que tuvieron discrepancias en la campaña. “Les pedí a algunos panistas una tregua”, recuerda.

A unos días de la votación del 1 de julio, observa una contienda muy cerrada entre ella, Peña Nieto y el perredista Andrés Manuel López Obrador. “Es una elección que se ha venido cerrando. Es una elección prácticamente a tercios. En las mediciones que nosotros tenemos, cada día alcanzamos y crecemos más y estamos más cerca del puntero”.

Con un vestido blanco de lino y un suéter beige, deja a un lado la sonrisa que parece permanente cuando se le menciona el apellido Fox y el regateo a su campaña. “Me quedo con lo que recuerdo del ex presidente… Quién tiene que explicar, es él mismo. Me quedó con el ex presidente que yo conocí”, dice en entrevista con EL UNIVERSAL.

La casona de Reforma conserva los mismos espacios que en 2006 y tiene su fachada naranja. Claro, no hay el mismo bullicio que hace seis años. Elementos del Estado Mayor Presidencial vigilan de manera discreta los jardines en espera de que Vázquez Mota salga rumbo al aeropuerto de Toluca. Son las últimas horas de la contienda electoral, antes del domingo 1 de julio.

“Me siento en el mejor momento de la campaña. Ganamos el segundo debate de manera contundente”, arranca con esa frase. Pero habla de una contienda corta, sin equidad, porque la nueva legislación electoral ha generado también “simulación” frente a los ciudadanos y no permite que fluya la información hacia la sociedad".

–¿Dónde siente que se atoró la ley electoral?

"Creo que desde el tema de los topes de campaña. Yo veo claramente a otros partidos. ¿Cuánto habrán gastado sólo en espectaculares? Fui a Veracruz y me decían: 'Están regalando hasta televisiones. Aquí ya no regalan despensas, regalan hasta electrodomésticos con tal de que la gente vaya a votar', en este caso, por el PRI. Dónde están los topes de campaña. También ha habido restricciones en cuanto a cierto tipo de campañas que se podían hacer hace seis años. El tema propio de los debates, el segundo, que bueno, fue más flexible…"

–¿Por qué vimos distintas Josefinas en la campaña?

"Me parece que es un proceso de las campañas, cada candidato ha tenido su propia lógica. Desde el principio he hecho una campaña muy ciudadana. No desestimo que hayamos tenido incidentes, como los tiene cualquier campaña, pero creo que se maximizaron y que hubo o ha habido una lupa mucho más amplia, de aumento mucho mayor que para otras campañas.

"Sin embargo, me siento en un momento extraordinario. He sido muy contundente al marcar los contrastes y al decir que la elección es entre dos Méxicos muy diferentes, la restauración del PRI y del pasado que tiene dos rostros diferentes, Peña Nieto y López Obrador, o seguir adelante en esta propuesta de un México de estabilidad, de libertad de expresión".

–¿Pegó el lema de diferente?

"Sí, creo que al final quedó muy claro, diferente a mis otros adversarios. Diferente no sólo por el hecho de ser mujer, sino porque conozco muy bien el país, tengo experiencia, lo he caminado, conozco los problemas, pero también las soluciones. Y diferente fundamentalmente respecto a las otras propuestas que significan la restauración del PRI".

–¿Por qué no tomó distancia de las propuestas del presidente Felipe Calderón, sobre todo en el tema de seguridad?

"Tuvimos muchas opiniones, teníamos desde aquellos que decían pégate más al presidente Calderón, sólo di que vas a hacer lo que él ha hecho. Otros, rompe totalmente con él, haz de cuenta que nunca lo conociste en tu vida. Creo que lo que hicimos fue muy responsable, reconocer lo que los gobiernos del PAN han hecho y qué han hecho bien en estos 12 años. Hoy tenemos una ciudadanía mucho más exigente y participativa. Hoy ustedes, los medios de comunicación y los jóvenes, pueden decir todo lo que piensan y todo lo que quieren y no hay censura.

“Por lo tanto, no puedo desconocer lo que se ha hecho bien, al contrario, quiero invitar a que lo cuidemos, pero también he dicho, por ejemplo, en la estrategia de seguridad, que voy a pasar a una segunda fase. Voy por una policía nacional, voy a combatir con más rigor el lavado de dinero, que por cierto, no hay que disparar una sola bala. Voy a reconstruir la paz, voy a bajar la violencia, voy a fortalecer y apoyar a las familias, pero al mismo tiempo, si lo digo con toda claridad, no voy a rendirme frente al crimen organizado, al contrario, quienes lo han hecho han generado más dolor, han generado más violencia, aunque sus cuentas bancarias hoy sean muy jugosas para ellos, pero para muchas familias hay muerte y un terrible dolor”.

–¿Fue un activo el presidente Calderón en su campaña?

"Creo que el presidente ha actuado con responsabilidad. Hoy tenemos una estabilidad económica que ya quisieran países como España, Grecia o Italia… Ahora, me queda claro que tenemos que superar la pobreza".

La panista no se siente cómoda con el tema del PAN, las versiones de regateos, pleitos internos y la posición del ex presidente Fox, que en varias ocasiones planteó la necesidad de apoyar al puntero en las encuestas. Ella pierde esa sonrisa que aparenta permanente, esa sonrisa tatuada que le ha generado críticas.

“Creo que el presidente (Gustavo) Madero tiene sus propios retos y desafíos dentro del PAN. Hemos tenido una relación cercana de trabajo conjunto. Ya hace muchas semanas les pedí a algunos panistas una tregua, dejar sus diferencias, las pasan a recoger el 2 de julio, vamos a concentrarnos a ganar la elección presidencial. Hoy se los quiero agradecer, les reconozco a los panistas que han actuado en consecuencia".

–¿Qué le deja Fox en su campaña?

"Me quedo con lo que recuerdo del ex presidente Vicente Fox..."

–Pero su actitud...

"No tengo ningún comentario, porque en algún caso, el que tiene que explicarla es él mismo. Yo con el que me quedo es con el ex presidente que yo conocí".

La herida está ahí, en la piel, pero ella dice que opta por no voltear hacia atrás: “Estoy totalmente concentrada en ir a buscar los votos de los ciudadanos y en la vida solamente hay dos caminos, o uno elige el camino del rencor, del pasado, de las cuentas por cobrar, o uno elige el camino de construir y mirar hacia adelante. Si no hubiese sido esa mi convicción, creo que jamás hubiera logrado estar en esta boleta electoral".

–En esta campaña electoral hubo un elemento que de pronto surgió, que es el movimiento #YoSoy132.

"Pues todo el respeto. Yo estuve en el debate de los jóvenes que me invitaron, muchos decían que iba yo a una trampa y, sin embargo, estuve ahí porque creo en la palabra de los jóvenes, porque creo en su extraordinaria rebeldía frente a la imposición del autoritarismo… Es un movimiento que sólo les pertenece a los jóvenes, que no tiene dueño, porque ellos son dueños de sí mismos".

–El domingo, quizá ya muy noche, estaremos conociendo algunos resultados, ¿usted estaría dispuesta a aceptarlos, a respetarlos?

"Soy una demócrata, la democracia requiere demócratas, confío en las instituciones que los mexicanos hemos venido construyendo con muchísimo esfuerzo y, al mismo tiempo, le pido a la autoridad electoral que observe cuidadosamente los gastos de campaña, que observe cuidadosamente cómo se lleva a cabo este proceso electoral, les pido a todos los ciudadanos que salgamos a votar. La diferencia la vamos a marcar los ciudadanos".

–¿Qué se está jugando México y con qué diferencia de puntos piensa usted que va a llegar el domingo?

"Creo que es una elección que se ha venido cerrando, es una elección prácticamente a tercios en las mediciones que nosotros tenemos, cada día alcanzamos y crecemos más, cada día estamos más cerca del puntero. Es una elección que requiere que todos salgamos a votar y que lo hagamos con este espíritu ciudadano y creo ganar la elección presidencial de manera importante".

–¿En la perspectiva, usted ve un conflicto postelectoral?

"Aspiraría a que todos nos comportemos como unos demócratas, que es lo que los ciudadanos y todos México merece".

Vázquez Mota vuelve a la sonrisa.

¿QUÉ SON?

• Enrique Peña Nieto: “Es autoritarismo, abuso de poder, y en su partido, rendición frente al crimen”.

• Andrés Manuel López Obrador: “Es caos, crisis económicas, división entre los mexicanos y un hombre que no cree en las instituciones”.

• Gabriel Quadri: “Es un académico que decidió trabajar para la maestra Elba Esther Gordillo y ser su candidato”.

• Elba Esther Gordillo: “Pues es la líder sindical. Creo que para muchos mexicanos, la maestra representa un cacicazgo que ya no habla de un México moderno”.

• Vicente Fox Quesada: “Un ex presidente de México”.

// El Universal