La Carpeta:
1 de 10
 
En medio de algunas protestas de la oposición panista, de ovaciones de sus aliados de Morena y más de un centenar de invitados extranjeros, entre ellos jefes de Estado, López Obrador rindió protesta ante la Constitución y el Congreso de la Unión como Presidente de México para el periodo 2018-2024.
Staff
diciembre 2, 2018, 5:51 am

Tras afirmar que bajo ninguna circunstancia buscará reelegirse, Andrés Manuel López Obrador aseveró que como presidente de la República "no tengo derecho a fallar al pueblo", adelantó que su gobierno actuará sin odios y buscará por el camino de la concordia la Cuarta Transformación de la vida pública de México.

En medio de algunas protestas de la oposición panista, de ovaciones de sus aliados de Morena y más de un centenar de invitados extranjeros, entre ellos jefes de Estado, López Obrador rindió protesta ante la Constitución y el Congreso de la Unión como Presidente de México para el periodo 2018-2024.

Adiós al neoliberalismo

Enfundado en un traje oscuro y ya portando la banda presidencial, el jefe del Ejecutivo federal abrió su discurso de 120 minutos ante el pleno del Congreso de la Unión, donde hizo un reconocimiento a Enrique Peña Nieto por respetar el pasado proceso electoral. Pero de inmediato causó escozor en la oposición, principalmente entre los panistas que protestaron con pancartas, el hecho de que López Obrador le haya declarado la guerra al neoliberalismo y se comprometiera a que en los seis años de su gobierno acabará con esa política económica.

"Lo digo con realismo y sin prejuicios ideológicos: la política económica neoliberal ha sido un desastre, una calamidad para la vida pública del país. Baste decir que ni siquiera en términos cuantitativos ha dado buenos resultados", criticó.

Algunos saldos negativos, agregó, es que la economía ha crecido 2% anual, y se ha empobrecido a la mayoría de la población hasta llevarla a buscarse la vida en la informalidad, a emigrar masivamente del territorio nacional o a tomar el camino de las conductas antisociales.

Entre abucheos de panistas, con la presencia del ex presidente Peña Nieto, López Obrador detalló que desde los años 30, hasta los 70 del siglo pasado, es decir, durante 40 años, la economía de México creció a una tasa promedio anual de 5%.

Dijo que respetará la autonomía del Banco de México (Banxico), y que no se gastará más de lo que ingrese a la hacienda pública, además de comprometerse a que se respetarán los contratos suscritos por los gobiernos anteriores, pero ya no habrá más corrupción ni influyentismo en negociaciones con empresas particulares.

Criticó la reforma energética, "que nos dijeron que vendría a salvarnos y sólo ha significado la caída en la producción de petróleo y el aumento desmedido en los precios de las gasolinas, gas y electricidad".

López Obrador enfrentó a los legisladores panistas que se manifestaron con pancartas para que baje la gasolina: "Ahora resulta que los que aumentaron el precio a las gasolinas están pidiendo que baje. Hago el compromiso responsable, que pronto, muy pronto, cuando terminemos la refinería que vamos a construir en México y se rehabiliten seis más, va a bajar el precio de gasolina y de todos los combustibles".

El Presidente tocó el tema de la corrupción y pidió a la ciudadanía aceptar su propuesta de "punto final" a los corruptos. En este punto detuvo su discurso debido a que los panistas comenzaron un conteo simbólico por los 43 normalistas desaparecidos y respondió que hoy se constituirá una comisión de la verdad para castigar los abusos de autoridad, para atender el caso de los jóvenes desaparecidos de Ayotzinapa.

En su mensaje, el presidente Andrés Manuel López Obrador se dijo juarista, cardenista y maderista. Dejó en claro que bajo ninguna circunstancia buscará la reelección. Agregó que en dos años y medio, López Obrador se someterá a la revocación del mandato, a través de una consulta, "porque el pueblo pone y el pueblo quita". En otras palabras, dijo, vamos a limpiar al gobierno de corrupción de arriba para abajo, como se limpian las escaleras.

// El Porvenir