La Carpeta:
1 de 10
 
El Municipio de Monterrey se deslindó de cualquier responsabilidad del derrumbe en la colonia Espacio Cumbres, donde se construía una plaza comercial de tres pisos.
Staff
octubre 12, 2018, 8:54 am

El Municipio de Monterrey se deslindó de cualquier responsabilidad del derrumbe en la colonia Espacio Cumbres, donde se construía una plaza comercial de tres pisos que dejó siete trabajadores muertos, varios lesionados, así como al menos 10 desaparecidos, y acusó que la constructora no tenía permiso.

Anoche en una rueda de prensa a la que no asistió el alcalde de la ciudad Adrián de la Garza, el Secretario del Ayuntamiento y el titular de Desarrollo Urbano, Genaro García de la Garza y Luis Horacio Bortoni Vázquez, respectivamente dieron la información.

Genaro García señaló que están coadyuvando con las demás autoridades para esclarecer los hechos en donde siete personas murieron y 15 resultaron lesionadas.

Luis Bortoni por su parte dijo que son tres los predios cuyas licencias están en trámite a nombre de Gerardo Villarreal Bustilla y Edna Cinthia López Sánchez.

Agregó que es una licencia para uso de suelo y edificación para 14 locales comerciales, nueve cajones de estacionamiento, y de servicios agrupados que ingresó el 11 de octubre del 2017.

Señaló que el permiso estaba en trámite por lo tanto no contaba con licencia aprobada.

Añadió que en noviembre pasado la Secretaría de Desarrollo Urbano en coordinación con Protección Civil acudieron porque se cayó una barda perimetral, por lo que se suspendió la obra.

A finales de ese mes el representante de los propietarios, Gerardo Vargas Cortés, se comprometió a suspender cualquier tipo de trabajo de construcción que no fueran los trabajos de remediación de la barda colindante del citado inmueble.

Protección Civil levantó los sellos para que se hiciera la remediación, y Desarrollo Urbano ordenó la suspensión de cualquier tipo de trabajo dentro del predio al detectar que se estaban llevando a cabo trabajos de excavación.

Aclaró que en ningún momento se levantó la suspensión del inmueble desde noviembre del 2017.

Pero desde entonces no volvieron a revisar que se cumpliera la suspensión, y se limitaron a que se hiciera la barda perimetral.

El funcionario admitió que no tenían conocimiento que estuvieran construyendo porque estaba suspendida.

“No teníamos conocimiento que estuvieran realizando otra construcción salvo la remediación de la barda, no nos informaron que estuvieran realizando una construcción y no pudimos haber tenido conocimiento”, mencionó una y otra vez para tratar de explicar porque en 11 meses no se dieron cuenta.

El titular de Desarrollo Urbano dijo que no sabe cuál es la constructora que hacía los trabajos fuera de la ley, y proporcionó solo los nombres de los propietarios.

Justificó también que no se haya inspeccionado la obra argumentando que en Monterrey se están desarrollando cerca de dos mil obras y solo tienen tres inspectores.

Y aseguró que el Municipio no tiene responsabilidad en esta desgracia.

“Yo creo que hemos sido muy estrictos en la expedición de licencias, en la tramitología de las mismas, esto es una irresponsabilidad de parte de los desarrolladores, no de alguna dependencia de este municipio”, subrayó.

Del alcalde Adrián de la Garza solamente dijeron que tenían la instrucción de coadyuvar con los familiares de las víctimas.

// El Porvenir