La Carpeta:
1 de 10
 
El cantante estadunidense Jon Bon Jovi, que acaba de anunciar nuevos conciertos en Europa para 2019, analizó sus más de tres décadas de carrera musical en una entrevista, en la que confesó que nunca se planteó "un plan B" si el rock le fallaba.
Staff
octubre 31, 2018, 6:10 am

El cantante estadunidense Jon Bon Jovi, que acaba de anunciar nuevos conciertos en Europa para 2019, analizó sus más de tres décadas de carrera musical en una entrevista, en la que confesó que nunca se planteó "un plan B" si el rock le fallaba.

"Tenía 16 años y no había ninguna otra opción", dijo sin pestañear el cantante al recordar el momento en el que supo a lo que quería dedicar su vida.

Cuando tenía 16 años no había ningún plan B", insistió. "Pero eso significó que a los 16 me colaba en los bares y que para los 21 ya tenía un contrato discográfico y estaba haciendo mi primer álbum".

La banda de rock que ha liderado el cantante durante más de 35 años, Bon Jovi, acaba de anunciar nuevos conciertos para 2019 de su gira This house is not for sale, entre los que han incluido una parada en Madrid el próximo 7 de julio.

"El público español es increíble", recordaba el intérprete de algunos de los himnos de los años 80 y 90.

"Aunque sea San Sebastián o Barcelona, cualquier ciudad tiene la misma pasión y la misma gente, así que para mí (España) era una elección obvia".

Con más de 2 mil 800 conciertos a sus espaldas, los responsables de Livin' On A Prayer y Bad Medicine han aprendido ya a rebajar el ritmo y se están tomando su tiempo en llevar los temas de su último álbum a las distintas partes del mundo, una gira que no terminará hasta 2019 y que comenzó en febrero de 2017.

"Ha pasado ya un tiempo, pero hemos disfrutado de este ritmo y el año que viene sólo vamos a Europa. (...) Es agradable, y funciona bien", opinó Jon Bon Jovi.

Durante las más de tres décadas de antigüedad del grupo, el estadunidense admitió haber tenido que adaptarse a muchos cambios de un sector en constante movimiento.

Hemos pasado por muchas repeticiones en 35 años. Antes no había ni ordenadores ni CDs. (...) Y ahora los discos no se venden, ya no significan nada", dijo el cantante, que subrayó los beneficios de los avances de la tecnología.

"Ahora -opinó- la buena noticia del mundo de internet y el streaming es la posibilidad de una paleta sin fin de la que elegir".

Pese al aspecto positivo de los avances de la tecnología aplicados a la música, la estrella del rock reconoció que hay ciertas particularidades a las que no ha sabido adaptarse, como las redes sociales.

"No me he puesto al día en cuestión de redes sociales con respecto a nuestro estatus de celebridades. Y ahí sí que hay una desconexión, eso es para la siguiente generación", dijo Jon Bon Jovi, que participa de forma esporádica en Instagram.

(La tecnología) es una bendición y una maldición", sentenció Bon Jovi.

Ha sido precisamente haber sobrevivido a varias décadas de una industria feroz lo que ha llevado a Bon Jovi a haber sido incluida este año en el Salón de la Fama del Rock And Roll, un privilegio reservado sólo a unos pocos y que por lo tanto ha marcado su carrera.

"Fue una celebración fantástica y un gran logro. (...)", expresó el artista, que describió el evento como "estar en tu propio funeral", en el que "mucha gente se reúne para hablar de cuándo te conoció".

Aun así, a la banda le queda todavía mucho por hacer, dijo el tecladista David Bryan, uno de los miembros fundadores de Bon Jovi.

"Desde luego que no hemos conseguido todo lo que queríamos, porque si no ya nos hubiéramos retirado. Aun nos importa mucho ser buenos músicos, buenos cantantes, y trabajar todo lo duro que podamos", explicó el teclado de la formación.

Su mayor objetivo en la actualidad, sin embargo, es el de tratar de mejorar un mundo dividido y polarizado, en el que el odio cada vez está más presente en la política y en la sociedad.

"Creo que ese es nuestro gran regalo, que subimos al escenario y la gente se olvida del odio y piensa en el amor, en la unión, en trabajar juntos y en ser personas", zanjó Bryan.

Rememora Jimmy Page medio siglo de Led Zeppelin

A sus 74 años, el guitarrista Jimmy Page pintó una vez un dragón, y lo usó para tocar.

El gurú de la guitarra rebosaba tanta creatividad hace 50 años, que tomó un pincel y usó sus habilidades de la escuela de arte para llevar la pintura de un afiche a su instrumento favorito, una Fender Telecaster de 1959 que decoró con una bestia psicodélica.

Dice que éste fue el Excalibur que blandió a lo largo de un memorable 1968, cuando su vieja banda, los Yardbirds, se desintegró, y Led Zeppelin nació apenas dos meses después.

Toda mi vida iba tan rápido a ese punto", dijo Page al reflexionar sobre el 50 aniversario de Led Zeppelin en una entrevista en la fábrica de guitarras Fender en California, "Era absolutamente un viaje en montaña rusa", agregó.

Page dijo que él tenía el sonido de Led Zeppelin, y sus primeras canciones, completamente formadas en su cabeza incluso antes de que los Yardbirds se separaran.

"Simplemente sabía qué camino tomar", señaló Page. "Estaba en mi instinto".

Encontró a su primer aliado en el cantante Robert Plant, a quien invitó a su casa a echar un vistazo a sus discos y hablar de música.

Page dijo que apeló al folklore de Joan Baez para mostrarle a Plant el sonido que quería, tocando su versión del tema Babe I'm Gonna Leave You y diciéndole que emulara el modo en que ella cantaba la primera línea. Zeppelin incluyó la pieza en su primer álbum.

Page aún se maravilla de la rapidez con que todo despegó luego que Plant trajo al baterista John Bonham y Page a su amigo John Paul Jones como bajista.

Todo el recorrido de Led Zeppelin y el ascenso de Led Zeppelin, cada gira fue sencillamente extraordinaria, y el crecimiento y el respeto y el amor de la banda, y cómo la gente que se abalanzaba a vernos", sentenció Page.

El primer disco también incluyó Dazed and Confused, en la que Page, como es fama, usó un arco de violín en la guitarra del dragón, que tocó en cada canción eléctrica de la producción.

La guitarra había sido un preciado regalo que el guitarrista Jeff Beck le dio a Page para agradecerle por haberlo recomendado para un trabajo muy bien remunerado con los Yardbirds.

"Él se compró un Corvette Stingray y llegó a mi casa haciendo rugidos con él", recordó Page. "Dijo, 'esto es tuyo'. Me puse contentísimo. Me lo dio con tanto afecto".

Page recordó que de inmediato hizo uso intenso del instrumento, y que quiso "consagrarlo". Así que buscó pinturas que entonces se usaban para hacer afiches psicodélicos y creó al dragón.

Más tarde dejó la guitarra en Inglaterra al salir en una de las primeras giras de Led Zeppelin por Estados Unidos en 1969, una decisión que luego lamentó. Al regresar, exhausto y enardecido, encontró que un amigo ceramista que había estado cuidándole la casa pintó sobre el dragón con su propio estilo mosaico como un "obsequio" para Page.

"Fue un desastre", dijo.

EL DRAGÓN ESTÁ DE VUELTA CON FENDER Page arrancó con rabia toda la pintura y la guitarra pasó décadas guardada. Cincuenta años después, estaba armando un libro para el aniversario de la banda, y la guitarra del dragón aparecía en una foto tras otra. Page sintió que quizás era momento de traer a su vieja bestia de vuelta a la vida. Trabajó con un artista gráfico que ayudó a ilustrar el libro, usando fotos para volver a pintar la guitarra y recrear su viejo estilo. El resultado le gustó tanto que se acercó a Fender y el fabricante felizmente aceptó hacer una réplica de aniversario para el público. Es absolutamente idéntica", dijo Page. "No podrías ver ninguna diferencia. Si acaso, los colores son ligeramente más vivos". Cuatro versiones diferentes de la guitarra se lanzarán el próximo año. Además del libro, los instrumentos son un homenaje al legado de la banda en medio siglo. Cuando se le preguntó qué le regalaría a sus compañeros de Led Zeppelin por tal hito, Page dijo: "Les daría un pincel, y el cuerpo de una guitarra, y vería si pueden hacer algo con eso".

Denunciaría a Trump por usar "Happy" tras tiroteo

El cantante Pharrell Williams ha amenazado con denunciar al presidente de EU, Donald Trump, por usar su conocida canción Happy en un acto celebrado horas después del trágico tiroteo que acabó con la vida de once personas en una sinagoga de Pittsburgh (Pensilvania).

Medios de comunicación locales se hicieron eco hoy de una carta que el abogado del artista envió ayer a Trump, en la que el letrado expresó el malestar de Williams por utilizar su música en un evento este fin de semana en Indiana.

El día del asesinato de once personas a manos de un 'nacionalista' loco, utilizaste su canción 'Happy' en un evento político en Indiana. No hubo nada 'Feliz' sobre la tragedia infligida a nuestro país y no se concedió ningún permiso para el uso de esta canción con este propósito", escribió el abogado.

El letrado, además, afirmó que el uso de la canción Happy sin consentimiento "constituye una infracción de derechos de autor y marca registrada" y advirtió de que Williams "no le ha otorgado, y no le concederá" autorización a Trump para difundir públicamente su música.

Esta no es la primera vez que Trump recibe críticas o amenazas de denuncias por parte de músicos después de que el presidente haya usado su música sin permiso.

Los grupos The Rolling Stones, The O'Jays o Queen y la cantante Adele, entre otros, han pedido a Trump que deje de usar su música en actos políticos desde el inicio de su campaña electoral.

El sábado, un hombre de 46 años, Robert Bowers, presuntamente accedió a una sinagoga de Pittsburgh armado con un rifle semiautomático AR-15 y tres pistolas Glock 57 y abrió fuego de manera indiscriminada contra los fieles que en ese momento asistían a un bautizo.

Ocho hombres y tres mujeres, de edades comprendidas entre los 54 y los 97 años, perdieron la vida y otras seis personas tuvieron que ser hospitalizadas, cuatro de ellas agentes de las fuerzas del orden.

Horas después del tiroteo, Trump acudió a una reunión del sector agrícola en Indiana, donde mostró su apoyo a dos candidatos republicanos de ese estado a la Cámara de Representantes en las elecciones legislativas del próximo 6 de noviembre.